Día 4: Hacia Florencia, cuna del Renacimiento.

 El Jueves llegamos a Livorno, pueblo cuya industria principal es la construcción de barcos. Enseguida nos preparamos para dirigirnos a nuestro próximo destino: Florencia, capital de la Toscana y cuna del Renacimiento al amparo de los Medicci. Lo primero que hicimos cuando nos dejaron en la Plaza S. Giovanni (donde está el Duomo), fue esperar la cola para subir a la cúpula de Brunelleschi, terminada en 1436. La subida a la cúpula consta de 463 escalones y en algunas zonas el pasillo es bastante estrecho, pero merece la pena subir para echar una vistazo general a toda la ciudad, la vista desde lo alto es imponente y preciosa, así que os lo recomiendo si visitáis la ciudad. También podemos subir al Campanile, con 84 metros de altura y 414 escalones, que está enfrente de la cúpula. Detrás de la catedral encontramos también el museo de la Opera del Duomo con una gran cantidad de obras en las que cabe destacar una de las estatuas de la Piedad de Miguel Ángel.
Desde allí no es mala idea ir hasta la Plaza de la República y sentarse en una terraza para saborear un Capuccino a la sombra de los toldos y pasar unos minutos disfrutando (hasta que nos pasen la cuenta, fijaros muy bien en la carta para ver los precios y aseguraros de que el servicio de mesa está incluido).

Bajando un poco más llegamos hasta la Plaza del Mercado Nuevo, donde podemos encontrar una gran cantidad de recuerdos para comprar a nuestras amistades (corbatas a muy buen precio, paraguas, tazas, llaveros, figuritas de Pinocho…) y detrás de todos los puestos (un poco escondido, la verdad) podremos visitar la figura en bronce de un jabalí en la que según la tradición tenemos que frotar el morro para volver a Florencia (algo parecido a lo de la Fontana de Trevi en Roma, con la diferencia de que las monedas que se dejan caer desde la boca de la estatua van destinadas a un orfanato, y no al gobierno).

Muy cerca de allí nos encontramos una plaza en la que se encuentra el palacio viejo de los Medicci con la torre más alta de toda la ciudad. En la plaza hay un museo al aire libre con una gran cantidad de estatuas, incluida una réplica del David de Miguel Ángel cuyo origina podemos ver en la galería de la Academia si no nos importa esperar más de una hora de cola (vayas a la hora que vayas).

Desde allí podemos visitar el Puente Vecchio que está considerado el puente más bonito de Italia y el único que sobrevivió a la II Guerra Mundial. Si bajamos por el puente y atravesamos el río podemos visitar el Palacio Pitti, considerado el primer museo de la historia porque ya se visitaban sus obras durante el siglo XVI. Allí encontramos pinturas tan relevantes como la Primavera o el Nacimiento de Venus de Boticelli. El mueso cuenta con 45 salas, con más de 1500 pinturas y 300 esculturas.

Florencia cuenta con un innumerable legado de obras de arte que se pueden apreciar en cualquier rincón, por lo que es destino obligado para todos aquellos amantes del arte y de los museos. La visita no nos dio para mucho y por eso me gustaría volver y visitar la ciudad con más detenimiento, por lo menos pasar 4 o 5 días allí, y acercarme a Pisa y a Siena que están a una hora de Florencia. La Toscana esconde una gran cantidad de encantos que merecen la pena visitar (o al menos eso dicen).

Volvimos al barco con un buen sabor de boca y el deseo de volver a esta magnífica ciudad.

El espectáculo de esta noche corrió a cargo del ilusionista Ishbak Shehadeh (por el nombre parecía de otro sitio, pero luego resulta que es de Chile), con su espectáculo “Casi Adivino”, con el que nos divertimos mucho. Después una deliciosa cena, en la que cabe destacar el postre: Tiramisú (no íbamos a abandonar Italia sin comerlo ,¿no?) y a la 1:00 de la madrugada nos esperaba un buffet de medianoche especial, con esculturas de hielo, frutas torneadas con formas e incluso figuras en bloques de mantequilla, epectacular.

La noche acabó tarde, pero el viaje continuaba.

florencia.jpg jabali.jpg puentevecchio.jpg

Anuncios

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s