Nunca dejes de ser un niño

¿Recuerdas cuando tenías unos pocos años y no dejabas de preguntar “por qué”? En esa época tu propia naturaleza te hacía ser curioso y querer saber las razones de todo lo que ocurría a tu alrededor. Pero ¿por qué parece que con el paso del tiempo esa curiosidad deja de existir? Cuando eso ocurre nos convertimos en seres grises, que piensan que lo saben todo y por eso no necesitan conversar con nadie y miran por encima del hombro a todos los que hay a su alrededor, si acaso se dignan a mirar a alguien.
Pero eso no debería ser así, deberíamos seguir siendo igual de curiosos que cuando éramos pequeños, porque si dejamos de ser curiosos, dejaremos de ser humanos.

Anuncios

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s