El éxito, eso que no se consigue por casualidad

  A nuestro alrededor podemos encontrarnos con personas que han logrado el verdadero éxito en su vida, sin importar si ese éxito se buscaba en la vida, en los negocios o en cualquier otro ámbito en el que se pueda buscar lo que para algunos es simplemente una utopía. Y cuando estas personas hablan de cómo consiguieron ese éxito, todas dicen más o menos lo mismo: que lo lograron trabajando muy duro y no dándose por vencidos a pesar de las adversidades. Y es que el éxito es algo que solo se consigue si se lucha por ello, y no por simple casualidad.

Éxito

 Es cierto que existen factores que se escapan a nuestro control y que no podemos hacer nada para cambiarlos, pero esto no significa que se dejen las cosas al azar, porque si lo hacemos así nunca lograremos el objetivo que queremos obtener. Nunca te fíes de alguien que dice que lo que ha conseguido no le ha costado ningún trabajo, porque o te está mintiendo abiertamente o está tratando de reírse de ti.

¿Éxito=fama? Eso no es verdad

 Hay quien mide el éxito en la fama y la repercusión que tienen, pero lo cierto es que ser famoso o conocido no es ni mucho menos conseguir el éxito. Si no, que se lo pregunten a los famosos que huyen todos los días de los flashes y las cámaras que los persiguen.

 El verdadero éxito está en tener el sentimiento de que se está logrando un objetivo y que las cosas funcionan del modo en el que uno quiere que funcionen, y eso solo se consigue con trabajo y esfuerzo de nuestra parte, sobreponiéndonos a cualquier revés que pueda tratar de cortarnos el paso e impedir nuestro avance. Lo importante es seguir y no darnos por vencidos pase lo que pase, y continuar luchando por conseguir nuestro objetivo, sin importar el que este sea.

No te centres en lo que no puedes controlar

 La clave del éxito radica en ser consciente de tus limitaciones, por lo que este último consejo es posiblemente el más importante de este post. Haz todo lo posible por manejar y controlar todo lo que está a tu alcance, pero piensa en que hay factores que no puedes ni podrás controlar nunca, y que no merece la pena centrarse en ellos porque lo único que conseguirás es que la frustración se convierta en un problema y que al final hagan que tires la toallas. No permitas nunca que las cosas que escapan de tu control sean el motivo por el que no consigues avanzar hacia el éxito.

Anuncios

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s