Cuando no dependes sólo de ti mismo

 Algunas veces existen ocasiones en la vida que se escapan por completo de tu control, mientras que en otras podemos hacer algo pero necesitamos que otros pongan de su parte para que todo funcione con corrección, algo con lo que a menudo encontramos innumerables decepciones, bien porque quienes tienen que poner de su parte no lo hacen o porque el concepto que tienen acerca de la colaboración es muy diferente del que tenemos nosotros. ¿Cómo reaccionar ante asuntos como estos, sobre todo cuando nuestra credibilidad está en juego?

Cuando tú dependes de otros

 Cuando pones de tu parte todo lo que puedes, esperas que el resto haga lo mismo, sobre todo si la cara que aparece en determinado proyecto eres tú y los demás no tienen presencia visible aunque tengan que apoyar lo que se anuncia que se va a hacer, sea este un proyecto en el que otros serán quienes se beneficien de él o que paguen por ello.

 dependerPara evitar quedar mal puedes hacer varias cosas con el fin de protegerte frente al hecho de que alguien no ha aportado su parte para dar por completado el asunto. Principalmente puedes hacer dos cosas:

  • Comprometer a todo el mundo por contrato, y así obligarlos a cumplir con su parte sí o sí.
  • Confiar en que todo el mundo esté igual de comprometido con el asunto que tú.

 Claro, seguro que se te ocurren algunas otras cosas, como la de no meterte en ningún asunto en el que necesites que otros te apoyen, pero te aseguro que algunas veces esto es imposible.

 ¿Un consejo? Concéntrate en lo que puedes controlar, y no te desesperes con lo que se escapa a tu control.

Cuando otros dependen de ti

 Es muy fácil encontrarse al otro lado, sobre todo si hay personas que confían en ti y en tu buen hacer para que colabores con ellos. En estos casos, ¿cómo evitar no cumplir con lo que uno se compromete a hacer?

  • Planifica con antelación tus labores.
  • Se realista. No te comprometas nunca con algo que no estés seguro de poder realizar. Es mejor enfadar a alguien por no hacer algo que perder un amigo por hacerle quedar mal.
  • Haz todo lo posible por cumplir tu palabra una vez que te han comprometido.

 Evidentemente, no siempre se va a poder quedar bien con todo el mundo. Pero hay que ser consciente de la gente con la que se cuenta antes de pensar en acometer un proyecto de la magnitud que este sea para evitar problemas mayores. Y si aún así el asunto no sale como se espera, recuerda que no todo se puede controlar por mucho que se quiera.

Anuncios

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s