Valora tu trabajo

No

 Es una costumbre que tenemos casi todos. Nos creemos que lo que nos rodea está a nuestra disposición y que no nos tiene que costar nada. Pero debemos acostumbrarnos al hecho de que detrás de todas las cosas hay un trabajo, un esfuerzo y bastantes horas de dedicación, incluso hasta para las cosas que en apariencia son más simples. Las cosas no son gratis, y debemos valorarlas en su justa medida si queremos que todo funcione de la manera correcta.

Un problema que debes afrontar

 El principal inconveniente al que te tienes que enfrentar cuando quieres ofrecer tus servicios es poner precio a tu trabajo. A menudo te vas a encontrar con personas a las que les parecerá que el precio que les indicas es desorbitado, y lo peor es que muchas de estas personas será gente de tu entorno que quiere que trabajes por mucho menos de lo que te mereces, simplemente porque te conocen. Y eso es lo que más puede doler. Es posible que hasta te plantees abandonar tu proyecto.

 No te rindas, y bajo ningún concepto te dejes llevar por la tentación de ofrecer precios muy bajos para hacerte un hueco dentro de la actividad en la que quieres trabajar. Esto solo te hará entrar en un círculo del que es muy difícil de salir, porque si acostumbras a tus clientes a cobrarles poco por tu trabajo se correrá la voz y no podrás hacerte valer dentro de tu actividad. Tus clientes no aceptarán que les cobres más por los próximos trabajos, y los nuevos pensarán que los quieres engañar cuando se enteren de lo que pediste al principio.

Cómo hacerte valer

 Hay algunas cosas que puedes hacer para que se valore tu trabajo. Lo primero es no aceptar un precio por debajo de lo que consideras justo, aunque eso te suponga quedarte fuera de un proyecto. Es mejor quedarte sin el trabajo que hacerlo pensando que se están aprovechando de ti, porque al final no harás un trabajo que merezca la pena, sino que te conformarás con cubrir el expediente, algo que te puede perjudicar.

 Por ejemplo, un gestor de contenidos puede recibir ofertas muy por debajo de lo que considera justo para su trabajo. En caso de que las acepte porque se siente obligado, tal vez porque no recibe otras oportunidades, seguro que cumple con las condiciones que el cliente le indica en cuanto a extensión, palabras clave, etc, pero la calidad y el valor de los artículos seguramente dejará mucho que desear. ¿El resultado? Que los clientes consideren que no se puede contar con él para trabajos que requieran una mayor calidad, como los artículos técnicos, y que por lo tanto se quede dentro del apartado de escritores baratos.

 De ti depende que se valore tu trabajo o que te quedes como alguien del montón. Para lograrlo, empieza haciéndote valer y dándole valor a tu tiempo. Pero tampoco te pases, ¿eh?

Anuncios

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s