La música y la escritura, ¿tienen relación?

Música

 Hay quienes para escribir necesitan estar en el más completo de los silencios,mientras que otros aseguran que no son capaces de concentrarse si no están escuchando algún tipo de música o ruido de ambiente. ¿Quién tiene razón y quién está equivocado? La respuesta bien puede merecer la pena, pues el pensamiento creativo depende en gran medida de lo que seamos capaces de hacer en determinadas circunstancias. Veamos lo que opinan algunos expertos acerca del efecto de la música en el cerebro.

La música y el cerebro

 El dicho “la música amansa a las fieras” no deja de tener su parte de razón, aunque la realidad es que existen estilos musicales que exaltan las emociones y producen el efecto contrario. Según algunos estudios, existen ritmos capaces de acelerar y aumentar la agresividad en los sujetos que la escuchan, de modo que es lógico concluir que puede haber ritmos capaces de fomentar la relajación y hacer que el cerebro se mantenga más activo, como si se tratara de un músculo al que sometemos a un determinado ejercicio en un gimnasio para fortalecerlo.

 Dependiendo del estilo de escritura que queramos expresar, nuestro cerebro va a necesitar un tipo de sonido diferente, algo que puedes comprobar por ti mismo simplemente escuchando diferentes tipos de música. Haz la prueba:

  • Escucha una canción que tenga un ritmo muy rápido y mientras, o nada más terminar de escucharla trata de escribir algo. Te sorprenderás no solo escribiendo a un ritmo más rápido al que estás acostumbrado, sino que los temas sobre los que escribas serán más dinámicos, más activos.
  • Escucha ahora una canción más tranquila, más melódica, como una balada o una pieza clásica con un tempo lento. Cuando escribas ahora lo harás de un modo más relajado, pausado, incluso como si sintieras que las palabras te vienen susurradas por alguien que tiene acceso directo a tu cerebro.

 En ambos casos lo único que habrá cambiado es el “entrenamiento” al que has sometido a tu cerebro, demostrando que este reacciona de un modo muy directo con lo que ocurre a su alrededor.

 ¿Y si tienes la necesidad de mejorar tu memoria o tu creatividad, pero no eres capaz de concentrarte cuando suena algo? En tal caso puedes escuchar antes algunos sonidos y probar cual de ellos te ayuda posteriormente a mejorar y lograr tu objetivo. Solo dedícale unos minutos a probar hasta que consigas lo que buscas, y después recurre a la música o los sonidos que te ayudan mejor cuando sientas que la inspiración te está abandonando.

 ¿Tú qué haces para mejorar? ¿Te ayuda a escribir la música?

Anuncios

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s