El Síndrome del Impostor, ¿lo padeces?

 ¿Tienes problemas para fijar un precio por tu trabajo como freelance? ¿Te parece que cobrar por lo que estás haciendo es abusar un poco de los demás, sobre todo cuando sabes que otros tienen unas tarifas más bajas que las tuyas? ¿No te sientes con el nivel de otros profesionales? En ese caso, permíteme que te diga que padeces el Síndrome del Impostor. Y permíteme también que te diga que no eres el único.

 Reconozco que a mí me ha pasado lo mismo. Hasta que me di cuenta de cuál es el problema en realidad: no valoraba mi trabajo como debía. Quiero hablarte un poco más acerca de este Síndrome del Impostor y de por qué no debes sentirte culpable por cobrar por lo que haces.

¿Qué es el Sindrome del Impostor?

 La realidad es que no se trata de ninguna enfermedad. No es algo que se pueda diagnosticar y que se arregle con un par de pastillas. El Síndrome del Impostor es una sensación que tenemos cuando nos parece que cobrar por algo que hacemos no está del todo bien, o que tendríamos que reducir nuestros precios porque otros hacen lo mismo pero mucho más barato.

 Algunas veces puedes llegar a avergonzarte y sentirte un mentiroso, alguien que simplemente engaña a quien tiene delante. Y que tarde o temprano te van a descubrir. Esta sensación puede llegar a ser tan intensa que algunos han dejado de trabajar como freelancers y se han buscado un trabajo en alguna empresa donde les digan lo que tienen que hacer, cómo y cuando. Sencillamente un puesto con un horario fijo donde al terminar la jornada puedan olvidarse de todo hasta el día siguiente.

 No hay nada de malo en buscar la seguridad de un trabajo, ni mucho menos. Pero hacerlo solo por que no sientes que mereces cobrar por hacer lo que te gusta solo es un motivo para terminar frustrado y no encontrarle un verdadero sentido a tu vida.

La razón por la que sufres el Síndrome del Impostor

 La razón por la que puedes tener esa sensación que te reprime de ponerle precio a tu trabajo no es que otros cobren menos que tú, que seguro que los hay. Ni siquiera que haya quien pueda hacer una tarea mejor de lo que res capaz, que también es posible. La razón por la que sufres el Síndrome del Impostor es que no valoras de verdad el trabajo que haces. Y si tú no lo valoras, los demás tampoco lo van a hacer. Además de que más de uno se puede aprovechar de ese sentimiento para conseguir que rebajes tus precios.

 Conocer la razón es lo único que te puede ayudar a superarlo. Tienes que valorar lo que haces y ponerle un precio. ¿Puedes ser un precio alto? Quizás, pero si realmente lo sabes hacer sea lo que sea, encontrarás a alguien dispuesto a pagar por él. Solo es cuestión de tiempo. O tal vez no y te has pasado fijando una tarifa, pero eso se puede evaluar y ajustar.

 Tienes que ser el primero en darle valor a lo que ofreces como freelance. Solo así conseguirás superar el Síndrome del Impostor. ¿Lo has sufrido alguna vez? ¿Lo estás sufriendo ahora?

Anuncios

2 thoughts on “El Síndrome del Impostor, ¿lo padeces?

    1. Aún así Jerby, hay trabajos, sobre todo los que tienen que ver con el mundo freelance, en los que los precios pueden variar mucho entre profesionales. Y si no tenemos cuidado podemos caer fácilmente en el Síndrome del Impostor.

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s