Adiós PageRank, adiós

 Aunque era un secreto a voces, ya que el PageRank (PR) recibio su última actualización por parte de Google a finales de 2013 (y lo hizo por error), el adiós definitivo se ha producido hace solo un par de días. Concretamente desde el 15 de abril de 2016 no es posible encontrar ni un solo rastro de este índice en ninguna parte, y donde aún se muestra, como algunas etiquetas que hay en ciertos blogs, solo aparece un bonito 0.

 Creo que es un buen momento para echarle un vistazo a lo que esto supone de cara al posicionamiento, ya que no se trata del único índice que está terminando sus días. Empezaré repasando brevemente la historia del PageRank.

Algunos episodios importantes del PageRank

  • El PR no fue un invento de Google. De hecho se tiene conocimiento de un algoritmo similar allá por los años 70, mucho antes de que los creadores del buscador siquiera fuera un proyecto.
  • Yahoo pudo haber sido la empresa que revolucionara el mundo de las búsquedas en Internet gracias al PageRank, ya que le ofrecieron comprar el algoritmo. Pero rechazó la propuesta. Más adelante, ya con una Google en funcionamiento, quiso hacerse con él, pero esta vez fueron los creadores del buscador quienes no quisieron.
  • El PageRank llegó a tener tanta importancia de cara a las búsquedas que se convirtió en una obsesión. Conseguir aumentar el índice de una página fue durante años una tarea a la que se dedicaban en cuerpo y alma muchos webmasters, llegando a desarrolla una ingeniería fascinante, pero dando como resultado páginas de muy mala calidad ocupando los primeros puestos.
  • Google empezó a incluir nuevos algoritmos, esos “animalitos” que todos conocemos, a la vez que eliminó el PR de las métricas. Era el principio del fin.
  • En 2013 Matt Cutts aseguró que el PageRank no dejaría de existir, aunque tampoco tendría nuevas revisiones. Pero el CEO dejó la compañía, y ahora el índice también lo ha hecho.

Índices SEO que siguen los pasos del PageRank

 Pero el índice de Google no es el único que está abocado a la desaparición. De hecho, podemos decir que estas métricas, tal y como las conocemos, o son muy poco fiables o incompletas, por lo que el SEO no puede basarse en estas para desarrollar una estrategia de éxito. MOZ, Majestic e incluso Alexa no proporcionan información de valor real para el posicionamiento, aunque todavía hay quienes se aferran a ellos.

 ¿Quiere decir esto que el SEO ha muerto? Es algo que llevamos escuchando (y leyendo) desde hace mucho tiempo. Pero no es así. El SEO solamente se está transformando. En realidad, no ha dejado de hacerlo desde que nació.

No te preocupes, hay vida más allá

 Supongo que a estas alturas no le harás caso al PageRank, y puede que después de lo que te he dicho dejes de hacerlo con otros índices. Aunque también puede que no sepas qué hacer para mejorar el posicionamiento.

 La verdad es que es bastante simple. Apuesta por la calidad. Es lo que siempre deberías haber hecho. Es verdad que en Internet no dejan de aparecer trucos infalibles de posicionamiento SEO y empresas que te aseguran poner tu página en la primera posición en apenas semanas. Pero en realidad ninguna de estas estrategias sirve de verdad.De hecho los SEO serios te dirán que posicionarte no es tan fácil, sino que tienes que trabajar muy duro, y mucho más aún cuando has llegado arriba.

 Mi consejo es que publiques tus contenidos sin pensar en los robots o los algoritmos. Piensa en las personas que te van a leer. Ellos son los que tienen el poder de ponerte donde te mereces, comentando, compartiendo tus enlaces en redes sociales o simplemente guardando la dirección de tu blog en la barra de su navegador. También se pueden suscribir a tus contenidos, lo cual puedes aprovechar después para estrategias de marketing online.

 Bueno. Me despido por hoy. He aprovechado la defunción del PageRank para hablar un poco sobre posicionamiento web y confío en haberte sido de utilidad. Recuerda que espero tus comentarios y prometo leerlos y responderlos siempre que pueda.

Por qué publicar contenido atemporal para posicionar

 Todos saben que el contenido es importante para conseguir un posicionamiento en buscadores que realmente merezca la pena. Este debe tener una calidad aceptable y aportar algo de valor a quien lo lee. Pero también debe tener otras características, sobre todo algunos artículos sobre los que basar una estrategia.

El contenido atemporal siempre funciona

 Cuando consigues que un artículo no tenga caducidad, como sucede con las tendencias y las noticias, tienes una base fabulosa para atraer nuevos lectores que aún no te conocen. Además se pueden tener los artículos como referencia de un tema y recurrir a ellos en cualquier momento.

 Por eso es importante que trabajes los contenidos para que perduren en el tiempo, sobre todo un buen número de estos, para tomar el pulso al perfil de usuario que consigues que te lea, comprobar cuáles son sus impresiones y extraer ideas para futuros posts por los comentarios que dejan en los artículos.

El contenido atemporal aumenta los backlinks

 Cuando se tienen contenidos sin fecha de caducidad, es mucho más fácil recibir enlaces desde páginas con autoridad. Este es uno de los factores de posicionamiento web más poderosos según los parámetros SEO actuales. Por ello es importante buscarlos, y no hay nada mejor que el contenido Evergreen para conseguir backlinks.

Cómo saber cuál es tu contenido Evergreen y aprovecharlo

 Es posible que pienses que algún contenido es atemporal, pero no funciona como debería. ¿Podría ser porque ese no es el contenido atemporal adecuado? ¿Cómo saber sobre qué temas publicar? Analizando los posts más visitados.

 Comprueba cuáles son los artículos que reciben mayor cantidad de visitas, y busca el modo de publicar contenidos nuevos o de renovar los formatos. Puedes convertir un post en una infografía, un vídeo o un webinar, y de este modo potencias aún más el valor de un contenido que ya está funcionando bien, procurando que siga el estilo propio de la página.

 ¿Utilizas contenido atemporal para mejorar tu posicionamiento? ¿Cuál es el que mejor te funciona?

3 formas de cargarte el SEO de tu blog

blog

 Existen innumerables artículos hablando del SEO. Hay manuales, cursos y montones de profesionales dedicados a analizar los cambios en los algoritmos que implantan Google y compañía para decidir qué páginas aparecen en las primeras posiciones y cuáles no son todo lo buenas que debieran.

 Precisamente por esa cantidad de artículos de SEO que se pueden encontrar, en este no voy a hablar de cómo hacer SEO en tu blog, sino precisamente de todo lo contrario. Estas son tres maneras de cargarte un blog para que no aparezca en los buscadores.

1. Pasarte mucho tiempo sin publicar nada nuevo

 La frecuencia de las publicaciones tiene un impacto importante en el número de veces que los robots de los buscadores regresan para comprobar si hay nuevo contenido.

 Si se publica contenido nuevo a diario o al menos una vez a la semana, los robots vuelven con mayor frecuencia a revisar los contenidos. De modo que lo mejor para que estos pierdan interés es pasarse muchos meses sin publicar una nueva entrada.

2. No utilizar las redes sociales

 Compartir el contenido en redes sociales le da mayor presencia y posibilidades de que otros lo compartan, llegando de este modo a más usuarios. El SEO se centra en cierto sentido en la adaptación de los contenidos para que sean virales, por lo que si no quieres que te lean, solo tienes que dejar de usar las redes sociales para que otros vean los contenidos.

3. Copiar los contenidos de otros

El Contenido original tiene mucha importancia para los buscadores, y el SEO está orientado a que el contenido que se copia sea penalizado duramente. De modo que si quieres cargarte el SEO de tu blog, no hay nada como copiar lo que se ha publicado en otros sitios y ponerlo en el tuyo como si lo hubieras escrito tú. Además de hundir tu posicionamiento, igual hasta te llevas un bonito recuerdo a modo de mensajes y advertencias por parte de los autores originales…

 Estos son los 3 medios infalibles para que los buscadores no te tengan en cuenta. Si estás buscando lo contrario, seguro que también puedes utilizar esto como idea ☺.