Truco infalible para aumentar el número de seguidores

aumentar seguidores

 Aumentar el número de seguidores en nuestros medios sociales se ha convertido en una verdadera obsesión para muchos. Tanto es así que hay quienes compran miles de seguidores con la intención de hacerse notar. Pero esta estrategia no solo no es la acertada, sino que nos puedes acabar causando graves problemas.

 En lugar de esto, hay un método infalible, no solo para ganar seguidores, sino para que estos seguidores tengan la calidad que te mereces. Y además es mucho más sencillo de lo que te puedes pensar.

Genera interés

 A no ser que los comentarios, las publicaciones y los contenidos que publicas sean realmente interesantes, nadie te va a seguir.

 Puede que se apunte para probar lo que puedes aportar, pero si no encuentra algo que realmente le llame la atención, no dudará en dejar de hacerlo.

 Por eso, y aún a costa de parecer pesado con el tema de la calidad de los contenidos, el mejor modo de atraer seguidores es apostar por buenos contenidos, que interesen al perfil de seguidor que queremos atraer y que aporten valor real a la temática o temáticas que conozcamos mejor.

 Pero más que tratar de conseguir seguidores, lo que hay que hacer es conseguir seguidores activos y de calidad.

No te centres en la cantidad, sino en la calidad de los seguidores

 Por esta razón la compra de seguidores es un grave error. Quienes se dedican a vender seguidores por cientos o miles aseguran que son perfiles reales, pero nunca lo son. Son perfiles creados para engordar las cuentas, y solo hay que echar un vistazo a algunas cuentas con miles de supuestos contactos que en realidad están llenas de perfiles inactivos, sin seguidores ni un solo comentario o enlace compartido.

 Si consigues seguidores reales, que participen e interactúen con tus contenidos hablando de ello, llamarás la atención de otros usuarios, y es probable que algunos de ellos te sigan por curiosidad, y terminen por quedarse contigo.

 Céntrate en encontrar seguidores de calidad. Es mejor tener 100 seguidores que comenten y aporten algo valioso, a 10000 perfiles vacíos comprados por unos cuantos euros.

 Hazte seguidor

 Para que otros usuarios te conozcan y puedan decidir si convertirse en tus seguidores, también es importante seguir a otros. A nadie le gusta ver un perfil que no sigue a nadie, pero que trata a toda costa de conseguir que los demás le sigan.

 Por eso, y siempre de manera equilibrada, es bueno repasar los perfiles que te pueden interesar y hacerte seguidor. Además de la posibilidad de recibir un seguimiento recíproco, podrás encontrar temas para nuevas publicaciones.

 ¿Cuál es tu truco para aumentar seguidores? No olvides dejar tu comentario. Te prometo que lo probaré.

Cómo demostrar que eres un experto

 Demostrar que eres un experto es la mejor manera de crear tu marca personal. Cuando te posicionas como un referente en una temática, muchos usuarios tienen en cuenta lo que dices y además te buscan directamente.

 Pero tener conocimientos sobre un tema no te convierte en realidad en un experto, ya que para llegar a nuestra audiencia necesitamos ser capaces de exponer la información de un modo sencillo, que sea fácil de comprender hasta para un niño.

 Si no eres capaz de llegar hasta este punto, puedes decir que sabes mucho sobre algo, pero jamás te vas a posicionar como un experto. Asegúrate de que lo consigues con estos consejos:

Utiliza ejemplos cotidianos

 Los buenos expertos se valen de figuras retóricas e imágenes obtenidas del mundo real, especialmente del entorno en el que se mueve el público objetivo. Por eso debemos ser observadores, y localizar en nuestro entorno ejemplos que nos permitan grabar en la mente del lector el concepto que queremos explicar del modo más simple que podamos.

Piensa como el usuario de menor nivel

 Se dice que una cadena tiene tanta resistencia como su eslabón más débil, y podemos decir lo mismo de nuestra forma de explicar las ideas y los conceptos: el éxito dependerá del grado de comprensión que lograremos cuando nos leen los usuarios que tienen unos conocimientos básicos en la materia en la que nos queremos posicionar como un referente.

 ¿Qué implica esto? Que nos pongamos en la piel de un lector que acaba de entrar a leer un artículo de nuestro blog o página web sin saber prácticamente nada del tema, y veamos cuánto será capaz de retener una vez que lo haya leído. ¿Se habrá enterado al menos de la mayoría de información, o habrá terminado con dolor de cabeza?

 Si nos damos cuenta de que es más probable que consigamos lo segundo, tenemos un grave problema. La audiencia abandonará nuestro contenido enseguida, lo que nos llevará a tener un porcentaje de rebote muy alto y no nos posicionaremos bien. Pero sobre todo, estaremos perdiendo visitantes, porque seguro que no volverán a entrar en nuestra página, al menos durante mucho tiempo.

Simplifica hasta el límite

 Hay quien piensa que escribir un artículo de 2000 o 3000 palabras es el mejor modo de demostrar que es un experto en un tema, y se dedica a publicar largos contenidos, cuanto más largos mejor.

 No tengo nada en contra de que un artículo sea muy largo. De hecho hay excelentes artículos que pueden superar las 10000 palabras, y esto no quiere decir que no se hayan simplificado.

 Lo que quiero decir es que no nos sirve de nada ponernos a llenar un artículo con palabras grandilocuentes si luego no nos va a comprender nadie, o si solamente lo va a hacer un grupo de expertos muy reducido, a no ser que sea solo ese grupo al que nos queremos dirigir.

simple
Simplificar es un modo de demostrar que eres un experto

 Pero como seguramente lo que buscamos es conseguir que nuestro público objetivo sea abundante, y que se sienta más impulsado a realizar las acciones que buscamos, sean estas suscribirse a una lista de correo, clicar en un botón de compra o comentar en nuestros posts, tenemos que ponerlo muy fácil, hacerlo todo lo más simple que nos sea posible para que una vez que nos han leído, recurran a nosotros en otras ocasiones. Esto es lo que define realmente a un experto.

Pide opiniones

 Una forma de demostrar que somos expertos en una materia es consultando con otros. Aunque pueda parecer contradictorio, lo que define de verdad a alguien que entiende de un tema es que se deja aconsejar cuando algo no funciona.

 Por eso es importante contar con gente de confianza a la que enviarle un borrador con el contenido que tenemos pensado publicar, y que ellos en función de sus conocimientos y limitaciones puedan juzgar si realmente se entiende bien o si hace falta que le demos una vuelta todavía antes de que el resto lo pueda ver.

En resumen

 En definitiva, si quieres demostrar al resto del mundo que eres un experto en la materia, no te limites a hablar del tema que dominas. Hazlo de un modo tan sencillo que cualquiera pueda explicarlo igual de bien que tú. Esto es lo que de verdad te va a colocar en el sitio que te mereces.

#quondosrecord – Algunas lecciones útiles

 Como ya comenté en el post anterior, además de la ilusión que se puso en conseguir un récord mundial tratando de alcanzar los 11000 usuarios conectados y participando de manera simultánea al menos durante 30 minutos, hubo mucho más que merece la pena destacar del evento World Quondos Récord que tuvo lugar durante 24 horas ininterrumpidas en 8 de abril.

quondos record
Algunos de los ponentes que participaron en el evento (imagen de @FerRubioA)

 En muchos otros blogs de referencia se han hecho resúmenes y se han publicado algunas de las frases más interesantes que se dijeron. Por ello es bastante probable que algunas de las cosas os suenen si habéis tenido la posibilidad de leerlos. Por lo pronto, aquí te dejo algunos enlaces que han hablado del evento:

 Hay muchos, muchos más artículos repartidos por la blogosfera, así que es casi imposible poder localizarlos todos (perdón a quienes no haya podido entrar a comentar). Por eso, en lugar de volver a repetir lo mismo que hay en otros artículos, quiero destacar algunas lecciones que me han parecido de utilidad, y algunas ideas que me han dado para poner en práctica, siempre dando un toque personal, porque una cosa es sacar ideas y otra muy distinta plagiar.

Lo primero en el seo son las personas

 El contenido es el rey, y los buscadores le dan cada vez más importancia. Es un hecho que no se puede obviar, así como otros aspectos como las palabras clave o los enlaces.

 Pero en lugar de optimizar solo los contenidos para que estos se coloquen en los primeros puestos, nuestra audiencia es quien debe tener prioridad, así que los contenidos deben estar dirigidos a ellos, aportar valor y ser de interés para las personas que nos leen.

Las imágenes, mejor originales

 Poner las mismas imágenes que hay en otros sitios, aunque sean de dominio público, es contenido duplicado, y Google lo tiene en cuenta. Por ello es mejor hacer algunos cambios en las fotografías, o hacer las nuestras propias siempre que sea posible. De este modo tendremos contenido único y original, lo que a nivel SEO siempre es un punto extra.

 Hablando de imágenes, el JPG y PNG están dando paso a una nueva generación de imágenes enriquecidas, como esta de ThingLink en la que se muestra a todos lo que participaron en las ponencias con las cuentas de Twitter de cada uno:

Buscar la diferenciación

 Aunque sea solamente con detalles sencillos, siempre hay que tratar de poner en lo que hacemos una parte de nosotros, algo que nos haga diferentes, únicos. Puede ser colocar un chiste en una factura, sorprender a Facebook haciendo algo que no espera el sistema o cualquier otra cosa que se nos pueda pasar por la cabeza. La creatividad debe ser una constante en nuestros proyectos.

Sobre todo, ¡diviértete!

 Si el trabajo que hacemos no nos gusta, se notará en el resultado. Es verdad que muchos no tienen la fortuna de trabajar en algo que les apasione de verdad. Pero el blogging, el marketing y muchos otros proyectos personales y de empresa que se mueven en la red son el resultado de una afición a la que se le ha encontrado un beneficio. ¡Que se note que nos gusta!

 Hay muchas otras lecciones interesantes que nos dejó el World Quondos Record. No se logró el objetivo con el que se concibió, aunque sí que se batieron otros. Además, ya hay fecha para el próximo intento: 7 y 8 de mayo de 2016.

 ¿Qué lecciones obtuviste tú? Me encantaría que las compartieras, o que comentes estas.