Cómo crear una página “sobre mí” que funciona

sobre mí

 Tanto a nivel particular como si tienes un blog de empresa, seguro que te esfuerzas por cuidar al máximo los contenidos. Y eso está muy bien, pues de ello depende en gran medida el posicionamiento del blog. Y el aumento de visitas también. Sin embargo hay una página a la que se le da muy poca o ninguna atención, a pesar de que suele ser la más visitada tras la portada. Es muy probable que sepas que esa página es la que tiene el apartado “sobre mí”.

 Te voy a ser sincero. Casi nadie está conforme con su página “sobre mi”. Yo la he cambiado varias veces porque no me acaba de convencer, y es probable que en breve lo vuelva a hacer. Pero te aseguro que conseguir una página que funcione de verdad es posible.

 Hay muchas cosas que se pueden hacer para conseguirlo. Yo quiero centrarme en dos con las que esta página a la que a menudo le damos tan poca importancia puede convertirse en una herramienta perfecta.

Cuenta una historia, TU historia

 Es muy probable que tengas la sensación de que a nadie le importa tu vida, y que si visita tu página solo quiere saber de qué va. Sin embargo, cuando alguien entra en el apartado sobre mí/quienes somos/nosotros o como quiera que se llame la tuya, no está buscando información general sobre los contenidos, sino sobre el autor del sitio.

Cuenta a la audiencia por qué tienes el blog, qué objetivos persigues y qué te ha llevado hasta el punto en el que estás. Deja que el mundo sepa un poco más sobre ti teniendo en cuenta a quién quieres dirigirte principalmente.

 Eso si, no se te ocurra copiar los textos de otro sitio solamente porque te parece que cuenta una historia que llama la atención. Puede que sea una buena historia, pero no es tu historia.

 Un ejemplo muy claro de lo que te digo lo encontré en la página de Maïder Tomasena, una copywriter profesional excelente, pero que no es razón para calcar sus contenidos como han hecho algunos.

 Si te limitas a coger lo que dicen otros y a ponerlo en tu página, estás hablando de ti, pero lo que estás diciendo es que no eres nadie a quien merezca la pena seguir. ¿De verdad quieres dar ese mensaje al público?

Deja claro lo que sabes hacer

 Algunas páginas sufren de “titulitis” y de limitan a contar los estudios, cursos y diplomas pensando que con ello pueden parecer más interesantes. Pero esto hoy no funciona.

 Si quieres que la gente sepa lo que puedes hacer por ellos, lo mejor es demostrarlo. Si  tienes colaboraciones en algún sitio, dilo para que sepan cómo trabajas. Pide a la gente para la que has hecho algo que te pasen algún comentario sobre su opinión, e inclúyelo en la página.

 Por supuesto, no hace falta que te diga que los comentarios deben ser reales, con nombres de verdad y que se puedan contrastar en caso de que alguien quiera ir un poco más allá. Si falsificas opiniones, te estás perjudicando a ti mismo.

 Si no consigues que otros comenten, no te preocupes. Seguro que puedes demostrar lo que sabes hacer, bien sea con imágenes, artículos o colaboraciones en otros sitios. Los diplomas no están mal, pero si no puedes demostrar los conocimientos, no sirven más que para adornar la pared.

 Tengas o no una página “sobre mí” en tu blog o web de empresa, comprueba que cumples con estos dos detalles. Seguro que notas la diferencia.

 ¿Qué elementos piensas tú que son imprescindibles para que una página “sobre mí” funcione?

El secreto del éxito que nadie te va a contar

el secreto del éxito

  Todos buscamos el éxito cuando empezamos cualquier proyecto. No importa de lo que se trate, lo único que se busca es que salga adelante y se cumplan los objetivos que nos fijamos previamente. Sea como sea, hay un factor clave para conseguir los resultados esperados. Lo que pasa es que nadie te va a contar en qué consiste por varias razones.

¿Por qué no te lo contará nadie?

 En pocas palabras, porque nadie conoce el secreto del éxito de tu proyecto. Por muchos consejos que te puedan dar, lo máximo que puedes conseguir es conocimiento e información. Pero ni los mejores tienen esa fórmula mágica que puede hacer que algo funcione de verdad sin esfuerzo.

 Y ahí es donde radica el problema de quienes buscan secretos con los que triunfar: el esfuerzo. Cada vez que alguien lee en algún sitio el secreto del éxito enseguida se interesa por ello, pero espera que se trate de alguien que le ofrezca algo parecido a la piedra filosofal y convierta en oro todo lo que toca.

Cosas que funcionan

 Hay algunas cosas que funcionan de verdad, y hasta cierto punto tienen que ser la base de cualquier estrategia, así que antes de encontrar el secreto que te hará triunfar, nunca está de más echar un vistazo a las cosas que les han funcionado a otros. También las que no les han servido, porque esto no quiere decir que supongan un fracaso, solo que no son cosas que se adapten al estilo que siguen sus publicaciones. Puede que el fracaso de tu competencia tenga la clave para conseguir que tu proyecto destaque, siempre que seamos capaces de desarrollar tolerancia a la frustración.

 Tener un archivo de referencia con ideas y material relacionado con la temática que manejamos es una buena forma de elaborar estrategias que funcionen. Los buenos contenidos han sido, son y seguirán siendo importantes en el futuro.

Decídete a hacerlo

 Ese es el verdadero secreto del éxito, sobre todo porque si no nos decidimos a poner en práctica una idea, lo que es seguro es que nunca vamos a conseguir que funcione, sin importar lo sencilla o compleja que esta sea.

 ¿Te atreves a encontrar el secreto de tu éxito?

Leer es imprescindible para ser creativo

libros, leer
Derechos de imagen Unsplash

  Para conseguir desarrollar un pensamiento creativo, que sea diferente al del resto, no basta solo con tener buenas ideas. Es muy importante dedicar tiempo a leer, pues de otro modo a medida que va pasando el tiempo es muy posible que las ideas se vayan agotando y no encontremos en nuestra mente material con el que crear ideas nuevas. ¿Por qué es importante dedicar tiempo a la lectura? Porque únicamente así encontraremos nuevos medios de obtener combustible para mantener nuestro pensamiento creativo.

¿Qué debes leer?

 Cualquier cosa que llegue a tus manos. No descartes algo simplemente porque pienses que no te va a gustar o porque no te parezca útil para escribir acerca de lo que quieres. Es muy probable te parezca imposible que un libro acerca de viajes te aporte algo si escribes sobre maquinaria, pero te ayudará a encontrar un enfoque distinto acerca del estilo de escritura al que estás acostumbrado y podrás expresarte con otro punto de vista, algo que sin duda prima a la hora de escribir de una manera innovadora y creativa. Lee todo lo que puedas, y dedica algunas jornadas a la lectura, aunque para ello tengas que dejar de lado algunas labores. Poco a poco te darás cuenta de que tu mente se va cargando de expresiones, puntos de vista y objetivos que podrás exponer en tus escritos. Tu imaginación, tan importante a la hora de ser creativo, se sentirá reforzada con nuevo material, y te sorprenderás a ti mismo pensando en cosas que no se te habrían pasado por la cabeza tan solo unos días antes.

 Da igual si es un libro, una revista o un periódico. No importa si le dedicas un par de minutos o más de tres horas todos los días. Uno de los fundamentos de la escritura creativa es apreciar todo lo que hay a tu alrededor, y solo lo podrás alcanzar si te dedicas a leer. La inspiración surgirá donde menos te lo esperes, así que no desprecies ninguna oportunidad.

 ¿Qué es lo que sueles leer para mejorar tu creatividad?