Cómo escribir un buen artículo en tu blog en 15 minutos

  Tengo que ser sincero. Pensaba que esta semana no iba a sacar tiempo para poder publicar algún post, y tampoco me queda ninguno en reserva para estos momentos. Por eso he decidido aprovechar 15 minutos y hacer un experimento para ver si es posible escribir un post más o menos decente en ese tiempo. ¿Será posible? Vamos allá. Tic-tac-tic-tac…

 La idea me rondaba por la cabeza desde que Víctor Campuzano publicó un artículo sobre escribir algo en 20 minutos. Quería saber si era posible recortar aún más el tiempo.

Cómo se puede escribir un post en 15 minutos

 Lo primero que tengo que decir es que no siempre es posible escribir en 15 minutos. Sobre todo si no tienes ninguna idea en la cabeza para poder hacerlo.

 Así que lo primero que hace falta es tener un tema claro acerca del cual escribir, y después empezar a hacerlo. No hay que mirar los errores gramaticales que vayan apareciendo, ni tampoco marcar negritas, subtítulos ni nada parecido. Solamente hay que empezar a escribir sin parar.

 Llevo gastados 5 minutos, y parece que esto va a salir bien. Otra de las cosas que se necesitan tener para escribir un post en 15 minutos es tranquilidad. Si no te encuentras a gusto escribiendo, las interrupciones serán muchas más de las que te puedes imaginar. Así que busca un lugar en el que puedas concentrarte y dedicarte a escribir de un tirón durante un cuarto de hora sin parar.

 No incluyas ninguna imagen, aunque a medida que vaya tomando forma el post seguro que se te pasa por la cabeza algo que sea representativo para el tema. Cuando acabes de escribir, busca esa imagen y añádela, pero solo cuando hayas terminado.

Ya tengo el artículo escrito, ¿ahora qué?

 10 minutos y sigo escribiendo. Cuando hayas terminado de escribir, es el momento de repasar todo el contenido, analizar y corregir todos los errores gramaticales (que seguro que habrá), destacar en negritas las frases que te parezca que merecen la pena y poner etiquetas h2 o h3 allá donde quieras que aparezcan los títulos que destaquen del post.

 ¿Cuánto tiempo más puede llevar este trabajo? Márcate un máximo de 5 minutos. Me parece que es suficiente para poder hacerlo, incluso aunque se trate de artículos con muchas palabras. En este momento llevo escritas 380, me faltan 3 minutos para terminar el plazo y estoy más que satisfecho con el resultado.

 ¿Es posible escribir un artículo bueno en tan solo 15 minutos? Con total seguridad, sí. Seguro que más de una vez te hará falta más tiempo, así que te recomiendo que utilices esta técnica solo cuando tengas muy claro el tema y no puedas dedicar más minutos. En mi caso ha sido un experimento y una opción en caso de emergencia. Trataré de tener más tiempo para los próximos post y poder tener reservas para otras semanas muy apretadas.

 Me queda un minuto, y lo quiero aprovechar para preguntarte qué te ha parecido este post. Ahora lo repasaré y le daré formato. Pero por lo pronto te aseguro que un post en 15 minutos es posible. ¿Te animas?

Cómo hacer frente a un bloqueo

escritor

 Sufrir un bloqueo es una de las cosas más habituales del mundo. De hecho, se puede decir que no se es escritor de ninguna clase si uno no se ha tenido que enfrentar al menos a uno de estos. Incluso los más grandes autores de la historia tuvieron alguna que otra vez episodios en los que lo único que veían es una hoja en blanco. Pero eso no fue nunca un impedimento, y eso es lo que hasta cierto grado los hizo grandes.

 Si te encuentras en algún momento frente a este reto, aquí te dejo algunas ideas que me han servido a mi. No garantizo que funcionen siempre, pero darse por vencido es peor, ¿verdad?

Levántate a dar un paseo

 Hay momentos en los que obligarse a estar frente a la pantalla del ordenador o el libro de notas es lo peor que se puede hacer. Levantarse de la silla y salir a dar una vuelta, aunque solamente sea para acercarse a la calle de enfrente. No importa la hora que sea, lo que importa de verdad es cambiar de aires y salir a observar lo que nos rodea. Nunca se sabe cuando un sonido, una imagen o simplemente una luz puede ser la clave de la inspiración.

Haz algo diferente

 Si tratamos de salir de un estado de bloqueo haciendo siempre lo mismo, nunca lo lograremos. No hay nada peor que intentar encontrar resultados distintos haciendo las mismas cosas.

 Por eso, atrévete a hacer algo que no hayas hecho nunca, como leer algo sobre un tema que no te interese o a escuchar una música distinta a la que sueles escuchar. Cualquier cosa que te saque de tu zona de confort puede tener la clave para superar ese muro que hay frente a ti.

Date un descanso

 Si te lo puedes permitir, tómate un respiro y pasa un par de días sin tratar de escribir nada nuevo. Incluso si ves que empiezas a tener nuevas ideas en la cabeza, limítate a tomar algunas notas y sigue con tu descanso. El tiempo que aparentemente has perdido lo recuperarás luego cuando veas que has encontrado un filón creativo.

 Estas son tres ideas que a mi me dan resultado de vez en cuando. ¿Cuáles son las que te ayudan a ti?

¿Qué es mejor?

dibujo de maría

 Todo el mundo ha escuchado alguna vez el refrán de que una imagen vale más que mil palabras. ¿Es realmente cierto o hay imágenes que no pueden resumir un párrafo de la forma adecuada? Lo cierto es que esta frase puede ser un objeto exhaustivo de análisis y tener una gran variedad de matices.

Cuándo y cómo elegir una imagen

 Una imagen es el mejor modo de resumir un concepto, y no solo nos puede servir para generar contenido sino que nos puede inspirar para escribir, de modo que es un buen modo de encontrar temas de conversación para generar contenidos. Algunos profesionales eligen primero la imagen que acompañará a un determinado artículo y después de ello comenzar a desarrollar el tema del que se quiere escribir. Una imagen es perfecta si lo que se quiere es generar contenido de forma regular pero no hay mucho de lo que escribir con regularidad, y se puede limitar a publicar una serie de imágenes, una sola con un pequeño texto como pie de foto o incluso una infografía, que no es más que una imagen pero en la que se pueden incluir muchos conceptos en muy poco espacio.

Cuando una imagen no es suficiente

 Existen ocasiones en las que no basta con colocar una imagen, y es necesario desarrollar una buena cantidad de texto para explicar conceptos o informaciones. En este caso las imágenes son solamente un apoyo, pero la base del contenido tiene que ser el texto, como es en el caso de los cursos que se preparar para la enseñanza a distancia. En estos casos se tienen que explicar las cosas de manera muy detallada, y eso es algo que una imagen no puede lograr.

 Evidentemente, tampoco quiere decir que haya que escribir y escribir sin sentido, sino que los contenidos escritos sean lo suficientemente significativos, que aporten auténtico valor y que enseñen de un modo apropiado, sin importar los temas acerca de los cuales se escriba.