Deja lugar a la improvisación en tu trabajo

 Escuchando una entrevista a Víctor Campuzano que no me ha dejado ni mucho menos indiferente (aunque no esperaba menos, claro), ha dicho algo que me ha hecho pensar. Y haciendo caso de sus palabras precisamente he aprovechado para escribir un post hablando de algo que en realidad debería ser fundamental para cualquier trabajo, especialmente para las tareas creativas como la redacción en Internet. Por cierto, si quieres ver el vídeo de la entrevista te lo dejo al final del artículo.

 Una de las frases de Víctor en la entrevista habla de dejar una parte del trabajo a la improvisación. Y no puedo estar más de acuerdo con él. Si no dejas que algo de lo que haces salga de manera natural, sin una preparación previa, no es que el trabajo vaya a ser malo. Pero seguro que los resultados son aún mejores si se improvisan algunas cosas.

¿Se puede programar la improvisación?

 Puede que te parezca algo incongruente, pero lo cierto es que no solo es posible tener marcado en el calendario semanal, sino que te recomiendo que lo hagas. Si no te es posible dejar un hueco libre para poder improvisar, al menos hazlo una vez al mes. Un par de horas puede ser suficiente para empezar.

 Evidentemente, si surge la oportunidad de hacer algo espontáneo aunque no forme parte del programa del día, no la dejes escapar. Es mucho mejor “perder” 10 o 15 minutos y conseguir algo rompedor y novedoso, que tratar de terminar algo y olvidar parte de las ideas que se te han pasado por la cabeza.

¿Sirve para cualquier trabajo?

 No. Improvisar no es positivo para cualquier tarea. Hay trabajos que no podrás dejar de hacer de una manera rutinaria y marcada de antemano. Pero si tu trabajo tiene que ver con la creatividad, improvisar debe ser uno de los pilares sobre los que basarlo.

 Te puede interesar: ¿Eres creativo, o innovador?

 Trabajos como el blogging, el diseño gráfico e incluso el marketing no serían nada sin alguien que se atreva a innovar, improvisar y hacer cosas que se salen de lo habitual. Incluso el SEO se beneficia con esta técnica, pues no hay nada más fresco y novedoso que hacer cosas que no se le han ocurrido a nadie, ¿no te parece?

¿Cómo improvisar?

 Esta es una buena pregunta, ya que improvisar en realidad no es hacer las cosas a lo loco. En realidad improvisar es aplicar todos nuestros conocimientos plenamente, probando a variar de alguna manera, pero siempre manteniendo el control. Sobre todo, si no sale nada interesante, no lo consideres un fracaso. Solo ha sido una manera de hacer algo que no te interesa.

 Hasta aquí lo que te quería comentar en este artículo. Te dejo sin más con Víctor y su entrevista:

Anuncios