No eres imprescindible

 Permíteme que te abra los ojos. Si mañana desaparecieras de la faz de la tierra, el mundo seguiría girando igual que hasta ahora. Todo el mundo, incluso quienes más te echaran de menos, seguirían levantándose a la mañana siguiente para hacer las cosas que les ocupan habitualmente su tiempo.

 ¿Por qué me he puesto a escribir hoy de esto? Dos son las razones que me han llevado a hacerlo. Si tienes  curiosidad por conocerlas sigue leyendo. Si no, que sepas que ignorar las cosas no hace que no sean verdad.

No te comportes como si todo el mundo dependiera de ti

 Por la red no dejo de encontrarme a gente que escribe y habla como si fueran el centro del universo, tuvieran la solución a todos los problemas del mundo o solo ellos supieran hacer alguna cosa.

 Estos gurús atraen a un numero bastante amplio de personas. Pero tarde o temprano son sustituidos por otros que tienen más carisma, que lanzan un mensaje más llamativo y se ponen de moda. Tampoco son imprescindibles.

 ¿Por qué te digo esto hoy? Porque no puedes portarte como si el mundo te debiera algo, como si todos estuvieran esperando a que te dignes a decir o hacer algo, como si todo tuviera que pararse mientras te decides por avanzar o dirigirte hacia una dirección.

Reacciona y ponte manos a la obra

 No te dejes llevar por la pereza. Si tienes en mente algún proyecto o hay algo que sabes que tienes que hacer, aunque tengas tiempo todavía hazlo en cuanto puedas. Es mucho mejor contar con tiempo libre que no sabes cómo rellenar a dejar las cosas para más adelante o hacerlas lentamente. Si surge un imprevisto o te quedas de repente sin poder hacer lo que deberías, ¿verdad que el resultado será peor?

 No seas autocomplaciente. Por mucho que te lo quieras creer, todo el mundo puede prescindir de ti. Es mejor que dejes las cosas terminadas porque nadie está pendiente de que quieras reaccionar. Incluso tus proyectos podrían continuar sin ti, porque las ideas pueden materializarse en la mente de otros.

 Recuerda que no eres imprescindible. Así que reacciona y no te comportes como si lo fueras.

El humor, ¿vende?

 De un tiempo a esta parte me estoy dando cuenta de una cosa. Y es que la gente necesita evadirse, huir de la rutina diaria y olvidarse aunque sea por unos instantes del trabajo, la casa y el resto de tareas que hay a su alrededor. Por eso muchos buscan algo que les divierta, que les haga reír.

 Los profesionales del marketing parecen no darse cuenta de ello. O al menos es la sensación que me da cuando observo campañas de publicidad de cualquier tipo. Algunas de las campañas se centran en el sexo como forma de venta, otras muestras las ventajas de comprar algún producto. Pero muy pocas marcas utilizan el humor para atraer la atención. La verdad, siempre me he preguntado por qué.

Razones por las que una campaña humorística es una buena forma de vender

 Hacer reír es una excelente manera de grabar en la mente un mensaje. ¿Quién no se acuerda de un buen chiste que alguien le ha contado hace meses? Pues imagina conseguir que un producto o marca se quede igual de grabado en la cabeza. Al recordar el chiste en la mente aparecerá la imagen de esa marca o ese objeto.

 Otro motivo por el que un toque humorístico es positivo es el de mostrar a los usuarios que algo puede ser simpático, cercano y agradable pese a la seriedad con la que se realiza. Así será más fácil que alguien se acuerde de nosotros cuando necesite lo que tenemos disponible.

Un detalle que puede jugar en contra

 Algo en lo que puede ser contraproducente el humor es en artículos muy serios. Hay quienes desconfían de quienes se ríen de su propio producto o muestran su marca en clave de humor. Esta quizás sea la razón por la que hay marcas que no se atreven a hacer chistes en sus campañas. Aunque personalmente creo que muy pocos productos dejan de prestarse a triunfar con una buena dosis de humor, sobre todo para los clientes más exigentes, que saben cuándo algo se expone en serio o en broma.

¿Cuál es tu punto de vista? ¿Crees que el humor vende o es un factor en contra de una buena estrategia? Me encantaría que comentaras cómo ves esto de las risas a la hora de lanzar una campaña.

Nuevo año, nuevos proyectos

 Ya sé que hoy no es domingo, por lo que puede ser algo extraño que publique mi post. También llevo algunas semanas sin escribir nada aquí y el año ha empezado. Por todo ello comprendo que estés ahora mismo un tanto desorientado. Si es así, disculpa. Vaya eso por delante.

 Al margen de todo esto, hoy quiero darle un repaso a cómo estoy empezando 2016 y mostrar algunos proyectos que han echado a andar a finales del año pasado, pero que confío en que sea durante este cuando arranquen definitivamente. Si tienes curiosidad, aquí te muestro las lineas generales en las que me basaré.

Diarios  para partirse de risa

Este año me he propuesto que te rías. Que olvides al menos por un minuto todas esas noticias que copan los informativos y solamente nos dan ganas de llorar. Para ello escribo noticias de humor en diferentes periódicos. Son noticias cortas y a menudo ridículas, aunque no tienen por qué ser necesariamente falsas. Ya se sabe que la realidad supera a la ficción. Estos son los primeros diarios en los que podrás leer “la otra” actualidad:

  • Belloteros Hoy. El otro diario de Extremadura, centrado en sucesos y descubrimientos en Cáceres y Badajoz. Alguna que otra noticia deportiva y acontecimientos de trascendencia internacional.
  • Diario Madriz. Una línea muy similar pero con la capital de España como punto de origen.
  • Zasca! diario deportivo. Todo lo que no te han querido contar los periódicos deportivos convencionales…

Seguramente habrá más, aunque todavía es pronto para decir cuántos y cuáles son.

Mi primera novela

 Estoy empezando a escribir la que será mi ópera prima en esto de la escritura en serio. Todavía es un proyecto muy nuevo, pero la idea, el argumento y el desarrollo están en mi cabeza muy claramente, así que confío en que los primeros capítulos salgan a la luz el primer trimestre de este año. Ya os iré informando puntualmente por si os interesa. Aún acepto sugerencias, si no para esta novela, para las siguientes.

Lo que no cambiará

 Hay cosas que no van a cambiar, evidentemente. Sigo trabajando como redactor y creador de contenidos para blogs y páginas de todo tipo. Así que si quieres contratarme puedes ponerte en contacto conmigo desde el apartado “Contacta conmigo” de esta página. Ya sé que es poco original pero muy efectivo, oye.

 También pienso seguir cocinando y dedicando tiempo a mis recetas, aunque he de reconocer que no tanto como me gustaría. Intentaré nutrir de contenidos otros blogs como el de tecnología y el de gastronomía, que a día de hoy tengo algo aparcados pero con los que sigo contando.

Cosas que dejaré seguramente

 Este año posiblemente no escriba tantos artículos como autor invitado. No por la falta de propuestas sino por un sentido práctico. Si no tengo casi tiempo para escribir en mis blogs, no tiene sentido que lo haga en los de otros, a no ser que se trate de algo muy puntual y al que le pueda dedicar lo suficiente como para tener un resultado de gran calidad. Sé que es ir un poco contra corriente, pero si llevas tiempo leyendo mis posts sabes que soy así.

 Bueno, ya no te aburro más. Solo quería ponerte al día con algunos de mis proyectos para que me puedas seguir la pista y también por si ves que no paso todo lo que debería por aquí.