Adiós PageRank, adiós

 Aunque era un secreto a voces, ya que el PageRank (PR) recibio su última actualización por parte de Google a finales de 2013 (y lo hizo por error), el adiós definitivo se ha producido hace solo un par de días. Concretamente desde el 15 de abril de 2016 no es posible encontrar ni un solo rastro de este índice en ninguna parte, y donde aún se muestra, como algunas etiquetas que hay en ciertos blogs, solo aparece un bonito 0.

 Creo que es un buen momento para echarle un vistazo a lo que esto supone de cara al posicionamiento, ya que no se trata del único índice que está terminando sus días. Empezaré repasando brevemente la historia del PageRank.

Algunos episodios importantes del PageRank

  • El PR no fue un invento de Google. De hecho se tiene conocimiento de un algoritmo similar allá por los años 70, mucho antes de que los creadores del buscador siquiera fuera un proyecto.
  • Yahoo pudo haber sido la empresa que revolucionara el mundo de las búsquedas en Internet gracias al PageRank, ya que le ofrecieron comprar el algoritmo. Pero rechazó la propuesta. Más adelante, ya con una Google en funcionamiento, quiso hacerse con él, pero esta vez fueron los creadores del buscador quienes no quisieron.
  • El PageRank llegó a tener tanta importancia de cara a las búsquedas que se convirtió en una obsesión. Conseguir aumentar el índice de una página fue durante años una tarea a la que se dedicaban en cuerpo y alma muchos webmasters, llegando a desarrolla una ingeniería fascinante, pero dando como resultado páginas de muy mala calidad ocupando los primeros puestos.
  • Google empezó a incluir nuevos algoritmos, esos “animalitos” que todos conocemos, a la vez que eliminó el PR de las métricas. Era el principio del fin.
  • En 2013 Matt Cutts aseguró que el PageRank no dejaría de existir, aunque tampoco tendría nuevas revisiones. Pero el CEO dejó la compañía, y ahora el índice también lo ha hecho.

Índices SEO que siguen los pasos del PageRank

 Pero el índice de Google no es el único que está abocado a la desaparición. De hecho, podemos decir que estas métricas, tal y como las conocemos, o son muy poco fiables o incompletas, por lo que el SEO no puede basarse en estas para desarrollar una estrategia de éxito. MOZ, Majestic e incluso Alexa no proporcionan información de valor real para el posicionamiento, aunque todavía hay quienes se aferran a ellos.

 ¿Quiere decir esto que el SEO ha muerto? Es algo que llevamos escuchando (y leyendo) desde hace mucho tiempo. Pero no es así. El SEO solamente se está transformando. En realidad, no ha dejado de hacerlo desde que nació.

No te preocupes, hay vida más allá

 Supongo que a estas alturas no le harás caso al PageRank, y puede que después de lo que te he dicho dejes de hacerlo con otros índices. Aunque también puede que no sepas qué hacer para mejorar el posicionamiento.

 La verdad es que es bastante simple. Apuesta por la calidad. Es lo que siempre deberías haber hecho. Es verdad que en Internet no dejan de aparecer trucos infalibles de posicionamiento SEO y empresas que te aseguran poner tu página en la primera posición en apenas semanas. Pero en realidad ninguna de estas estrategias sirve de verdad.De hecho los SEO serios te dirán que posicionarte no es tan fácil, sino que tienes que trabajar muy duro, y mucho más aún cuando has llegado arriba.

 Mi consejo es que publiques tus contenidos sin pensar en los robots o los algoritmos. Piensa en las personas que te van a leer. Ellos son los que tienen el poder de ponerte donde te mereces, comentando, compartiendo tus enlaces en redes sociales o simplemente guardando la dirección de tu blog en la barra de su navegador. También se pueden suscribir a tus contenidos, lo cual puedes aprovechar después para estrategias de marketing online.

 Bueno. Me despido por hoy. He aprovechado la defunción del PageRank para hablar un poco sobre posicionamiento web y confío en haberte sido de utilidad. Recuerda que espero tus comentarios y prometo leerlos y responderlos siempre que pueda.

Si no creas enlaces internos estás perdiendo una oportunidad

linkbuilding

 Hace unos días estuve echando un vistazo a un nuevo proyecto que están haciendo unos amigos, en el que tienen un blog con información muy interesante sobre su nicho de mercado. Sin embargo, me di cuenta de que estaban cometiendo un error con los contenidos, y es que cuando se referían a algún artículo que habían publicado anteriormente, en lugar de poner un enlace directo se limitaban a recomendar que pusieran el título del post en la caja de búsqueda para que lo leyeran quienes estén interesados.

 Se lo hice saber y les recomendé hacer linkbuilding interno para mejorar este detalle. No sé si me harán caso, pero esto me dio una idea para escribir este artículo en el que comentar la oportunidad que nos ofrece incluir enlaces a otros contenidos cada vez que publicamos algo nuevo.

No enlazar otros artículos es un error muy común

 Tengo que reconocer que yo mismo durante mucho tiempo he estado cometiendo este error, así que no me voy a justificar. Solo diré que es una equivocación mucho más habitual de lo que parece.

 Pero tanto si utilizamos nuestro blog como un medio de expresión particular como si forma parte de una estrategia de marketing, incluir enlaces hacia otros posts tiene muchos beneficios.

Por qué deberías incluir enlaces internos

 Estas son algunas de las razones por las que enlazar los contenidos de un post publicado anteriormente debería formar parte de nuestra estrategia de blogging:

  • Permite a nuestros lectores encontrar otros artículos que les pueden interesar. Tal vez descubran otros contenidos que les sean de utilidad en ese momento o en un futuro.
  • Te ayuda a estructurar mejor los contenidos que tienes.
  • Puedes desarrollar un plan de publicaciones empezando por un post que deja una pregunta pendiente, y publicar más adelante otro que la responda y enlace al contenido anterior. Así si alguien se pierde alguno le resultará más fácil conocer el porqué del artículo.
  • Aumenta el tiempo que pasan los lectores en el blog, un factor que los buscadores tienen en cuenta de cara al SEO. Cuanto más tiempo pasen los usuarios navegando en nuestra página, mayor valor se le confiere por parte de los algoritmos.

 Son tan solo algunas de las razones por las que nos debemos plantear incluir enlaces internos en nuestros artículos. Seguro que encuentras algunas más que pueden acabar de convencer a quienes todavía no están del todo seguros. ¿Te animas a comentarlos?