Espinear contenidos te puede costar (muy, pero que muy) caro

 Hace tan solo unos días he asistido a un episodio muy desagradable, algo que ha podido acabar con un proyecto laboral del que dependen los puestos de trabajo de unas cuantas personas. Y todo ha sido por algo que a muchos les parece que no tiene ninguna importancia: espinear.

 ¿Qué es spinear contenidos? ¿Cuáles pueden ser las consecuencias de hacerlo? Presta mucha atención, sobre todo si te dedicas o quieres dedicarte al blogging o la gestión de contenidos, porque estoy seguro de que esto te va a interesar. Empezaré por explicar lo que es espinear, por si alguien no lo sabe todavía.

¿Qué es espinear contenidos?

 Hacer spin de contenidos es coger un artículo de algún sitio y publicarlo como propio, cambiando la sintaxis de algunas de las palabras para que parezca algo distinto.

 Sin embargo, y sobre todo desde que Google lanzó el algoritmo Panda, los contenidos de mala calidad o copiados de algún modo están siendo duramente penalizados. Y espinear no es otra cosa que copiar el contenido de otros, pese a que se le haya dado otro nombre, y parezca más sofisticado.

 En Internet puedes encontrar programas que cogen el texto completo que quieras y le aplican de forma automática los cambios en determinadas palabras, como verbos o palabras principales. Lo único que tienes que hacer después es coger el texto y publicarlo.

Espinear el contenido te perjudica mucho

 Cuando decides espinear contenidos, bien porque tienes que entregar algún texto y te falta tiempo o te has quedado sin inspiración, te estás arriesgando a una serie de cosas que te perjudican gravemente. Entre las más graves se encuentran:

  • Tu reputación como autor queda en entredicho. Y eso es probablemente lo peor que te puede pasar, ya que es más que probable que si te has dedicado o pensabas dedicarte de manera profesional a los contenidos, no vas a poder hacerlo, y si lo consigues será pasados muchos años.
  • Tus páginas serán penalizadas. A Google no le gustan nada los contenidos que se parezcan tanto a otros que se pueda decir que son iguales, y espinear contenidos en realidad lo es. A nivel de posicionamiento, incluso si consigues ascender posiciones lo harás a muy corto plazo, y después te hundirás. Las páginas penalizadas, sobre todo con una penalización manual, casi nunca consiguen recuperarse, y si lo hacen es a costa de mucho tiempo y recursos invertidos.
  • Puede tener consecuencias legales. Tal vez pienses que si espineas el contenido de una página web y te pillan lo único que puedes perder es la posición de tu página. Pero si escribes para terceros y te atreves con esta práctica, las consecuencias pueden ser mucho mas graves. El cliente puede reclamarte una indemnización si hay pruebas de que el contenido que le has entregado ha sido penalizado. Si tienes dudas, voy a comentarte una situación basada en hechos reales.

A esto te enfrentas si espineas

 Cuando alguien te contrata para que le escribas sus contenidos, lo hace con la intención de ganar dinero. Es normal, sobre todo cuando alguien tiene proyectos de importancia como redes de blogs o páginas corporativas a las que se le quiere dar relevancia a nivel SEO.

 Así que si la empresa o quien te ha pedido artículos recibe el aviso por parte de un buscador o entidad con la que tenga contratada publicidad, por ejemplo, de que alguno de los contenidos ha sido plagiado o espineado, se le puede reclamar el dinero ganado en concepto de indemnización, además de enfrentarse a la posibilidad de bloqueo de cuentas, cierre de páginas, etc.

 ¿Qué supone esto para ti si eres el responsable de los contenidos espineados? Pues que el cliente tiene todo el derecho a reclamarte una solución, incluso el pago de las indemnizaciones. Cuando alguien te hace un pedido, adquieres un compromiso, tanto si es verbal como si es por escrito, y si por tus acciones alguien pierde dinero o se enfrenta a una multa, puede hacerte pagar por ello y hasta denunciarte por la vía legal. Solo tiene que presentar pruebas de que te ha entregado contenidos copiados y penalizados, y hacer la reclamación pertinente, que puede aceptarse por la vía administrativa.

 Así que si estás pensando en redactar contenidos para terceros, más te vale que te lo pienses muy bien antes de espinear contenidos de otros sitios. Si te arriesgas con tus páginas, allá tú, pero si lo haces para otros atente a las consecuencias.

 ¿Has espineado contenidos alguna vez? ¿Piensas que te ha merecido la pena el riesgo, o aún eres de la opinión de que no hay nada de malo?

Anuncios

13 thoughts on “Espinear contenidos te puede costar (muy, pero que muy) caro

    1. Bueno Jerby. Aunque (aún) no existe la figura del comentarista profesional, también se puede caer en el error de hacer los comentarios casi iguales, y esto también es espinear.

      Saludos.

  1. Hola Fran, espinear me parece una cagada, nunca he entendido que la gente de tiene un blog busque textos y los copie para aumentar su número de publicaciones o con el fin que sea, lo miremos como lo miremos es un fraude. Y si encima, como indicas, lo haces cuando trabajas para terceros, es que eres un profesional muy mediocre.
    En ese caso, no me extraña que se depuren responsabilidades.
    Buen artículo.

    1. Desde luego que si. El problema es que las acciones de alguien pueden afectar al prestigio de un equipo, porque es muy complicado después explicar a alguien que todos no hacen lo mismo.
      ¡Gracias por comentar!

  2. Hola Fran,
    pues como experiencia te comento que hace unos meses encontré por ahí un artículo que tenía varios párrafos copiados literales de uno mío. Se me quedó el careto del siglo.
    La verdad es que viendo algunas cosas da la sensación de que quien las hace se cree muy listo. Y lo cierto es que hoy en día el personal se las sabe todas.
    Un abrazo 🙂

    1. Afortunadamente hay herramientas que las cazan. Y Google no se anda con chiquitas, así que quien se quiera arriesgar, que se atenga las consecuencias.
      Gracias por tu comentario.

    1. Jajaja. Pero hay una gran diferencia entre citar o contar cuentos clásicos, y otra muy diferente coger el contenido de alguien y publicarlo como propio.

Puedes dejar aquí tu comentario:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s