Por qué necesitas relacionarte con otros bloggers

 Seguro que has escuchado alguna vez esta fase lapidaria:

Ningún hombre es una isla

 Pues lo mismo se puede aplicar al blogging. No es posible publicar contenidos de calidad únicamente basados en nuestros conocimientos. Por mucho que sepamos de un tema. Necesitamos de otros para enriquecernos y mejorar. Además, relacionarte con otros blogueros que publican acerca de tu misma temática tiene muchos beneficios. Algunos de ellos son:

  • Darte a conocer.
  • Encontrar ideas para tus artículos.
  • Conseguir contactos profesionales.
  • Saber qué interesa a tu público.

 Hay otras ventajas, aunque solo por estas merece la pena relacionarte con otras personas que se mueven en los mismos círculos de Internet.

Dónde puedes encontrar bloggers con los que relacionarte

 Encontrar blogueros es bastante fácil. Solo hay que abrir el navegador y teclear un par de palabras para que aparezcan miles de opciones. El problema es localizar a quienes realmente te interesa conocer, tener una cierta relación que te beneficie. ¿Cómo elegir entre tantas opciones? La solución está en redes sociales como Twitter. Mira los perfiles con mayor número de seguidores, señal de que los contenidos interesan a los usuarios.

 Una vez que tienes elegidos algunos perfiles, repasa los contenidos que tiene publicados y comenta en sus blogs. Pero procura que tus comentarios tengan valor de verdad. No te limites a poner cosas como: “Estupendo artículo” o “Me encanta lo que dices”, solo para que tu perfil aparezca, porque como mínimo puede que el administrador lo borre.

 Te puede interesar: Cómo dejar comentarios productivos en un blog

 Poco a poco, y si los bloggers se dan cuenta de que tienes algo que decir de verdad, puede que te respondan e interactúen con tus perfiles. Ese es el momento de empezar a relacionarte con ellos, bien a través de mensajes privados en Twitter, coreos electrónicos o por otros medios.

 Te puedo asegurar que funciona. Con este sistema he conocido a blogueros excepcionales, como Joni de Marketingblog, con quien he tenido el privilegio de trabajar además, Víctor Campuzano, un bloguero genial que sabe darle importancia a quienes hacen comentarios en su blog, entre otras cosas, o Carolina Lacruz, del blog de trabajo social Las Cuatro piedras angulares. Por no hablar de Jerby, el ratón de la blogosfera con el que colaboro en uno de sus blogs y algunos otros personajes singulares.

 Si quieres triunfar de verdad como blogger, necesitas saber rodearte de gente que te enriquezca. Yo lo he hecho y el resultado es realmente estupendo. ¿Te relacionas tú con otros bloggers? ¿Cómo lo haces?

Adiós PageRank, adiós

 Aunque era un secreto a voces, ya que el PageRank (PR) recibio su última actualización por parte de Google a finales de 2013 (y lo hizo por error), el adiós definitivo se ha producido hace solo un par de días. Concretamente desde el 15 de abril de 2016 no es posible encontrar ni un solo rastro de este índice en ninguna parte, y donde aún se muestra, como algunas etiquetas que hay en ciertos blogs, solo aparece un bonito 0.

 Creo que es un buen momento para echarle un vistazo a lo que esto supone de cara al posicionamiento, ya que no se trata del único índice que está terminando sus días. Empezaré repasando brevemente la historia del PageRank.

Algunos episodios importantes del PageRank

  • El PR no fue un invento de Google. De hecho se tiene conocimiento de un algoritmo similar allá por los años 70, mucho antes de que los creadores del buscador siquiera fuera un proyecto.
  • Yahoo pudo haber sido la empresa que revolucionara el mundo de las búsquedas en Internet gracias al PageRank, ya que le ofrecieron comprar el algoritmo. Pero rechazó la propuesta. Más adelante, ya con una Google en funcionamiento, quiso hacerse con él, pero esta vez fueron los creadores del buscador quienes no quisieron.
  • El PageRank llegó a tener tanta importancia de cara a las búsquedas que se convirtió en una obsesión. Conseguir aumentar el índice de una página fue durante años una tarea a la que se dedicaban en cuerpo y alma muchos webmasters, llegando a desarrolla una ingeniería fascinante, pero dando como resultado páginas de muy mala calidad ocupando los primeros puestos.
  • Google empezó a incluir nuevos algoritmos, esos “animalitos” que todos conocemos, a la vez que eliminó el PR de las métricas. Era el principio del fin.
  • En 2013 Matt Cutts aseguró que el PageRank no dejaría de existir, aunque tampoco tendría nuevas revisiones. Pero el CEO dejó la compañía, y ahora el índice también lo ha hecho.

Índices SEO que siguen los pasos del PageRank

 Pero el índice de Google no es el único que está abocado a la desaparición. De hecho, podemos decir que estas métricas, tal y como las conocemos, o son muy poco fiables o incompletas, por lo que el SEO no puede basarse en estas para desarrollar una estrategia de éxito. MOZ, Majestic e incluso Alexa no proporcionan información de valor real para el posicionamiento, aunque todavía hay quienes se aferran a ellos.

 ¿Quiere decir esto que el SEO ha muerto? Es algo que llevamos escuchando (y leyendo) desde hace mucho tiempo. Pero no es así. El SEO solamente se está transformando. En realidad, no ha dejado de hacerlo desde que nació.

No te preocupes, hay vida más allá

 Supongo que a estas alturas no le harás caso al PageRank, y puede que después de lo que te he dicho dejes de hacerlo con otros índices. Aunque también puede que no sepas qué hacer para mejorar el posicionamiento.

 La verdad es que es bastante simple. Apuesta por la calidad. Es lo que siempre deberías haber hecho. Es verdad que en Internet no dejan de aparecer trucos infalibles de posicionamiento SEO y empresas que te aseguran poner tu página en la primera posición en apenas semanas. Pero en realidad ninguna de estas estrategias sirve de verdad.De hecho los SEO serios te dirán que posicionarte no es tan fácil, sino que tienes que trabajar muy duro, y mucho más aún cuando has llegado arriba.

 Mi consejo es que publiques tus contenidos sin pensar en los robots o los algoritmos. Piensa en las personas que te van a leer. Ellos son los que tienen el poder de ponerte donde te mereces, comentando, compartiendo tus enlaces en redes sociales o simplemente guardando la dirección de tu blog en la barra de su navegador. También se pueden suscribir a tus contenidos, lo cual puedes aprovechar después para estrategias de marketing online.

 Bueno. Me despido por hoy. He aprovechado la defunción del PageRank para hablar un poco sobre posicionamiento web y confío en haberte sido de utilidad. Recuerda que espero tus comentarios y prometo leerlos y responderlos siempre que pueda.

Claves para elegir un dominio

 A estas alturas, todos sabemos lo importante que es tener una página web para ofrecer servicios como empresa y darnos a conocer como freelancers. De ganar dinero con un blog ni siquiera hablo porque es evidente que el único método es el de abrir un sitio en Internet, como mínimo.

 Pero el éxito depende de empezar con buen pie, y si haces las cosas bien desde el principio, podrás obtener resultados mucho más deprisa que si te limitas a montar tu web casi sin pensar, esperando que funcione como por arte de magia. Un error que muchos (incluido yo, o reconozco) cometen todos los días. Uno de los puntos de partida es elegir el dominio correcto para tu pagina web, algo que no siempre es fácil. Aquí te dejo algunas claves para acertar en la compra de tu dominio.

El nombre

 Lógico. Si lo que buscas es posicionarte bien, lo primero que tienes que pensar es en el nombre de tu página. Aunque habrá quien te diga que no es importante a nivel SEO, todavía lo sigue siendo, así que procura incluir en el dominio al menos una de las palabras clave con la que quieres que te encuentren en los buscadores.

 En caso de que busques crear marca, bien sea una marca personal o corporativa, puedes comprar un dominio con tu nombre o el de la marca concreta que quieres dar a conocer. Así cuando alguien te busque concretamente a ti, aparecerás el primero.

 Para palabras concretas, sobre todo las genéricas, lo normal es que no las encuentres. En ese caso lo mejor recurrir al long tail, aunque no conviene que el nombre de dominio sea excesivamente largo porque es más difícil de recordar.

La extensión del dominio

 Seguro que has oído muchas veces que los dominios .com son los que posicionan mejor. Es cierto en parte, ya que hay montones de ejemplos de dominios con otras extensiones que han logrado superar a estos y colocarse por delante, apoyados por una buena estrategia, evidentemente.

 Además, puede que no quieras dar la vuelta al mundo ofreciendo tus servicios, y te conformes con ser el mejor de tu zona o de tu país. En ese caso, el dominio idóneo llevará la extensión  pías, en el caso de España .es. Aunque no conviene dejar libre el .com, sobre todo si eres una empresa, porque la competencia puede aprovechar y valerse de tu nombre en su beneficio. Y seguro que no quieres ponerles las cosas fáciles, ¿verdad?

Dominios ocupados

 Imagina que tienes un nombre genial, que tu empresa ya está formada y necesitas un nombre en concreto. En tal caso puede que a la hora de comprar tu dominio te encuentres con la desagradable sorpresa de que no está disponible. ¿Qué hacer?

 Tienes algunas opciones:

  • Contactar con el propietario del dominio y negociar para que te lo traspase. Hay quienes reservan nombres justo para eso, así que no te lo pondrán demasiado complicado, aunque tendrás que rascarte el bolsillo.
  • Mirar en los sitios de subastas de dominios caducados. Algunas veces encontrarás verdaderas oportunidades, y encima puedes llevarte de regalo un tráfico más que interesante. Aunque tienes que asegurarte bien, no vaya a ser un dominio penalizado y el efecto sea el contrario.
  • Ser creativo y buscar un nombre de dominio alternativo. La solución más económica de todas.

 Una vez que tienes tu dominio elegido y comprado, es el momento de ponerse manos a la obra y trabajar en otros aspectos. Pero ya tienes una buena para empezar. ¿Qué dominio elegirás?