3 consejos antes de empezar a escribir

Principios de Reiki Usui

 Si estás pensando que escribir es fácil, y que cualquiera es capaz de hacerlo si se lo propone, he de decirte que has acertado por completo. Ponerse a escribir es algo relativamente simple, pues solo hay que empezar a hacerlo y en muchas ocasiones las palabras saldrán solas, de una forma casi automática. El problema no está en escribir, sino en escribir con sentido y aportar algo de calidad. Hoy voy a darte tres consejos para que además de escribir, lo puedas hacer de un modo verdaderamente significativo.

Escribir, 3 consejos

 Aclara tus ideas. Piensa un segundo el tema sobre el que quieres escribir. No hace falta que dediques una mañana a meditar acerca de lo que quieres expresar, sino que te hagas un esquema mental sobre el asunto general del que quieres escribir. Así podrás empezar a insertar palabras y palabras apenas sin darte cuenta, pero con una coherencia que hará que tengas que eliminar menos frases de las que te esperas.

 Dale vueltas cuando no escribas. No me refiero a que te obsesiones con lo que vas a escribir, pero es bueno que, cuando tengas alguno de esos ratos en los que estás haciendo algo mecánico o que no requiere una gran atención como puede ser dar un paseo, vayas pensando en temas en los que podrás ir escribiendo posteriormente. Mientras caminas por la calle, ves la televisión o realizas alguna labor, seguro que te vienen a la mente un montón de palabras, temas y recuerdos, y con ellos puedes construir uno o varios artículos perfectos para muy diversos temas.

  Nutre tus conocimientos. En una sola palabra: aprende. Lee todo lo que puedas encontrar, no importa si es el bote de un champú, un tratado de astrofísica o un blog de recetas de cocina. Lo importante es llenar la mente con palabras. De este modo incrementarás tu vocabulario, y encontrarás nuevas palabras que te ayudarán a hacer más interesantes los artículos que quieras escribir. Además, podrás darle un nuevo enfoque a diferentes temas desde visiones diferentes.

 Estos son tan solo tres sencillos consejos que te pueden dar ideas, pero seguro que tú tienes muchos más. ¿Por qué no los compartes? Tus comentarios siempre son bienvenidos.

Una empresa necesita un blog

BLOG

 Si tienes una empresa con la que haces operaciones online y tu página web no tiene un blog en el que generar contenido, es como si no tuvieras una página web. Podemos comparar tu página a una extensión de terreno en la que no siembras ni una sola semilla: algo completamente inútil. No obstante, escribir en un blog sin tener una idea clara del tema del que quieres que trate es como ir esparciendo semillas sin saber el tipo de planta que saldrá ni el producto que dará: Rara vez conseguirás el mejor rendimiento por tu trabajo.

 Para evitar lo primero, la solución es bastante sencilla. Solo tienes que poner en marcha un blog en el que ir insertando contenidos con regularidad para que quienes visiten tu página se queden más tiempo en ella. La solución a la segunda interrogante es algo más compleja, aunque tampoco es excesivamente complicada. Hay que tener en mente la actividad principal de la empresa y asegurarse de que los artículos que se incluyen en ella no solo están relacionados sino que aportan información relevante para quienes van a dedicar parte de su tiempo a leerlos.

¿Sirve para cualquier empresa?

 Sí, siempre y cuando estés seguro de que el contenido que incluyes en el blog de tu empresa está relacionado con lo que te dedicas a hacer. Por poner un ejemplo: Si tu empresa se dedica la producción de productos de la huerta, es evidente que hablar de física nuclear no tiene nada que ver con tu trabajo, pero hacerlo acerca de tiempos de siembra, maquinaria o sistemas de transporte sí puede ser apropiado. Es evidente que no tiene que ver de forma directa con tu actividad empresarial, pero se trata de artículos relacionados al menos en parte con la forma de trabajar de la empresa. Además de generar contenido apropiado, te posicionarás como un entendido en la actividad alrededor de la que gira tu empresa.

La música y la escritura, ¿tienen relación?

Música

 Hay quienes para escribir necesitan estar en el más completo de los silencios,mientras que otros aseguran que no son capaces de concentrarse si no están escuchando algún tipo de música o ruido de ambiente. ¿Quién tiene razón y quién está equivocado? La respuesta bien puede merecer la pena, pues el pensamiento creativo depende en gran medida de lo que seamos capaces de hacer en determinadas circunstancias. Veamos lo que opinan algunos expertos acerca del efecto de la música en el cerebro.

La música y el cerebro

 El dicho “la música amansa a las fieras” no deja de tener su parte de razón, aunque la realidad es que existen estilos musicales que exaltan las emociones y producen el efecto contrario. Según algunos estudios, existen ritmos capaces de acelerar y aumentar la agresividad en los sujetos que la escuchan, de modo que es lógico concluir que puede haber ritmos capaces de fomentar la relajación y hacer que el cerebro se mantenga más activo, como si se tratara de un músculo al que sometemos a un determinado ejercicio en un gimnasio para fortalecerlo.

 Dependiendo del estilo de escritura que queramos expresar, nuestro cerebro va a necesitar un tipo de sonido diferente, algo que puedes comprobar por ti mismo simplemente escuchando diferentes tipos de música. Haz la prueba:

  • Escucha una canción que tenga un ritmo muy rápido y mientras, o nada más terminar de escucharla trata de escribir algo. Te sorprenderás no solo escribiendo a un ritmo más rápido al que estás acostumbrado, sino que los temas sobre los que escribas serán más dinámicos, más activos.
  • Escucha ahora una canción más tranquila, más melódica, como una balada o una pieza clásica con un tempo lento. Cuando escribas ahora lo harás de un modo más relajado, pausado, incluso como si sintieras que las palabras te vienen susurradas por alguien que tiene acceso directo a tu cerebro.

 En ambos casos lo único que habrá cambiado es el “entrenamiento” al que has sometido a tu cerebro, demostrando que este reacciona de un modo muy directo con lo que ocurre a su alrededor.

 ¿Y si tienes la necesidad de mejorar tu memoria o tu creatividad, pero no eres capaz de concentrarte cuando suena algo? En tal caso puedes escuchar antes algunos sonidos y probar cual de ellos te ayuda posteriormente a mejorar y lograr tu objetivo. Solo dedícale unos minutos a probar hasta que consigas lo que buscas, y después recurre a la música o los sonidos que te ayudan mejor cuando sientas que la inspiración te está abandonando.

 ¿Tú qué haces para mejorar? ¿Te ayuda a escribir la música?

¿Qué es mejor?

dibujo de maría

 Todo el mundo ha escuchado alguna vez el refrán de que una imagen vale más que mil palabras. ¿Es realmente cierto o hay imágenes que no pueden resumir un párrafo de la forma adecuada? Lo cierto es que esta frase puede ser un objeto exhaustivo de análisis y tener una gran variedad de matices.

Cuándo y cómo elegir una imagen

 Una imagen es el mejor modo de resumir un concepto, y no solo nos puede servir para generar contenido sino que nos puede inspirar para escribir, de modo que es un buen modo de encontrar temas de conversación para generar contenidos. Algunos profesionales eligen primero la imagen que acompañará a un determinado artículo y después de ello comenzar a desarrollar el tema del que se quiere escribir. Una imagen es perfecta si lo que se quiere es generar contenido de forma regular pero no hay mucho de lo que escribir con regularidad, y se puede limitar a publicar una serie de imágenes, una sola con un pequeño texto como pie de foto o incluso una infografía, que no es más que una imagen pero en la que se pueden incluir muchos conceptos en muy poco espacio.

Cuando una imagen no es suficiente

 Existen ocasiones en las que no basta con colocar una imagen, y es necesario desarrollar una buena cantidad de texto para explicar conceptos o informaciones. En este caso las imágenes son solamente un apoyo, pero la base del contenido tiene que ser el texto, como es en el caso de los cursos que se preparar para la enseñanza a distancia. En estos casos se tienen que explicar las cosas de manera muy detallada, y eso es algo que una imagen no puede lograr.

 Evidentemente, tampoco quiere decir que haya que escribir y escribir sin sentido, sino que los contenidos escritos sean lo suficientemente significativos, que aporten auténtico valor y que enseñen de un modo apropiado, sin importar los temas acerca de los cuales se escriba.

Cómo afecta el contenido al posicionamiento

Escribiendo en la Agenda

 No dejamos de escuchar una y otra vez que el contenido es el rey de la red, y que si queremos que nuestra página aparezca en las primeras posiciones debemos darle una especial importancia no solo a escribir de un modo regular sino a cómo lo hacemos. Pero ¿realmente es tan importante prestar atención a los contenidos?. Pues sí, y no tanto a la cantidad como a la calidad de estos.

Escribir de forma regular

 Si quieres que los buscadores te tengan en cuenta y te posicionen de manera natural (es decir, sin tener que contratar campañas), tienes que cuidarte mucho de nutrir de manera regular el blog de tu página web. En este sentido hay muchas opiniones al respecto. Hay quien dice que basta con escribir un artículo una vez a la semana pero no dejar de hacerlo y hay quien asegura que ha logrado un mejor posicionamiento únicamente cuando se ha dedicado a escribir al menos un post diario. Independientemente de una posición u otra, lo importante es hacerlo de forma regular. Es imprescindible que el contenido de tu página se vaya renovando a menudo. Es mejor escribir un artículo cada quince días que dedicar un día a escribir una gran cantidad de ellos y después tener la página abandonada por meses. La regularidad es la que animará a los buscadores a pasearse por tu página más a menudo, lo que a su vez ayudará a que esta se posicione mejor.

Contenido original

 El contenido tiene que ser original, único. Hay que prestar una atención especial a este detalle y evitar a toda costa que lo que aparece escrito en tu página esté copiado de otras, pues en el caso de que los principales buscadores (llámese Google, Yahoo, Bing…) encuentren contenido duplicado, no solo no posicionaremos sino que además nos penalizarán, llegando a sacar nuestra página prácticamente de Internet.

 Abandona por completo la idea de que lo importante es que la página tenga contenido sin importar que este se haya tomado “prestado” de otros sitios porque a pesar de que, como hemos mencionado en el punto anterior, es importante aumentar el contenido regularmente, este tiene que ser original, propio, y en la medida de lo posible diferente a todo lo que se haya escrito hasta ahora. Por eso es importante dedicar parte de tu tiempo a pensar no solo en lo que se va a escribir sino a cómo se va a escribir. Y si no tienes tiempo para hacerlo, lo mejor será que busques a alguien que pueda dedicarse a escribir tus artículos de manera creativa.

Contenido relacionado

 Puede parecer evidente, pero si quieres posicionarte y que encuentren tu página según unos determinados criterios de búsqueda, el contenido tiene que ser coherente y estar relacionado con el tema en cuestión. Solo de este modo los buscadores sabrán donde colocarte, pues si escribes sobre una gran cantidad de temas y los incluyes todos en un mismo lugar, no lograrás el objetivo que buscas. En el caso de que quieras escribir de diferentes cosas y posicionarte en cada una de ellas, es mejor que le dediques una página o blog distintos y escribas en cada uno de ellos solo sobre los temas relacionados. Esto no quiere decir que tengas que escribir siempre lo mismo con diferentes palabras, sino que trates asuntos que tengan una relación y amplíen hasta cierto grado el radio de acción de tus artículos sin perder su identidad.

 La escritura creativa puede ayudarte a darle un enfoque atractivo a tus posts, incluso si has escrito hace algún tiempo un artículo que hable acerca de un tema en concreto, si vuelves a tratar el asunto pero lo haces desde un enfoque diferente podrás tener éxito y dotarás de contenido un día más tu página.

 El contenido está cobrando cada vez mayor importancia a la hora de conseguir un buen posicionamiento, y eso es algo que debes tener en cuenta en toda estrategia que quieras seguir. Dedícale algo de tiempo a dotar de contenido a tus páginas, y si no puedes trata de contar con alguien que lo pueda hacer por ti.