¿Por qué pagar por los contenidos?

pagar contenidos

Derechos de imagen pixelperfectdigital.com

 En un artículo anterior te hablé acerca de la conveniencia y la necesidad de que tu empresa cuente con un blog para mejorar su posicionamiento y aumentar las probabilidades de ser encontrada en Internet. Sin embargo hay empresas que consideran un gasto innecesario y demasiado alto el comprar contenidos de terceros, pues no le dan importancia a que los contenidos que haya en su página estén bien gestionados. No obstante, hay diversos factores que demuestran que la inversión en contenidos es mucho más importante y beneficiosa de lo que se puede pensar en un principio.

Los buenos contenidos no son gratis

 Quien piense que puede hacerse con una gran cantidad de contenidos de calidad para una página web sin que tenga que gastar dinero está cometiendo uno de los errores más comunes que se pueden cometer. Los contenidos tienen un precio, y para que estos cumplan con el cometido para el que se generan hay que prestarle mucha atención a varios aspectos como cuál es la actualidad de los temas a tratar, la mejor manera de abordarlos y el público al que se van a dirigir con el objetivo de hacerlo atrayente y relevante. Y para eso es necesario dedicar tiempo a la investigación, pues hace falta conocerlo todo muy bien y estudiar lo que se ha escrito para evitar caer en la costumbre de reescribir contenidos y no aportar nada que tenga verdadera relevancia. Y a nadie se le puede pasar por la cabeza que el tiempo que dedica un escritor profesional para obtener buenos temas sea gratis, ¿verdad?

Cualquiera no puede generar buenos contenidos

 Algunas personas piensan que para generar contenido solamente hace falta saber escribir, pero eso no es realmente cierto. Para generar contenidos relevantes y de buena calidad es necesario tener unos conocimientos previos sobre técnicas de escritura creativa, marketing de contenidos y la elección correcta de las palabras para exponerla de tal manera que aporten verdadero valor a lo que se incluye en la página web que se quiere posicionar.

 Cada vez es más importante que los contenidos sean originales y de buena calidad, de modo que utilizar a alguien sin remunerar o al que se le pague poco repercutirá de un modo muy negativo en estos contenidos, pues es necesario valorar el trabajo de quien está escribiendo.

Bere Casillas y el concepto de marca personal

Bere Casillas, ¿por qué ahora?

 Esta es una de esas historias de personajes que han conseguido hacerse un nombre por encima del resto, que han triunfado y que son un ejemplo para todos los que quieren emprender o crear su propia marca personal. De hecho, hay quien dice que Bere Casillas fue el primero en acuñar el término marca personal para aludir al concepto de uno como su propio producto.

Breve historia de Bere Casillas

 Bere aprendió la profesión de fabricante de trajes de vestir masculinos de la empresa que tenían sus padres, y montó su propio negocio. Él mismo se encargaba de todos los procesos envueltos en la elaboración de prendas, desde el diseño hasta la venta personalizada en la tienda.

 Tras un año excepcionalmente bueno, Bere hizo una apuesta muy fuerte de género en previsión de que las ventas fueran iguales el año siguiente, pero la crisis económica provocó una caída en picado de las ventas que llevó a la empresa al borde de la ruina, ya que los beneficios se habían reinvertido y no contaba con un respaldo económico.

 ¿Qué podía hacer? ¿Conseguiría salir del atolladero en el que se habían metido?

El fenómeno Youtube

 Desesperado, Bere escucha a un proveedor hablar del potencial que tiene Internet y empieza a interesarse por ello. No tarda mucho en abrir cuentas en redes sociales y publica su primer vídeo en Youtube, en el que enseñaba a hacerse el nudo de la corbata. Este es el vídeo que puede verse en Youtube y que tiene más de 8 millones de visualizaciones:

 Y tras este le siguieron una larga lista de vídeos de lo que su autor ha denominado como Elegancia 2.0 y que le han llevado a dar ponencias como experto en branding en redes sociales. En la actualidad está desarrollando un proyecto en el que unir empresas para llegar al mercado internacional.

Consejos que podemos aprender

 Resulta muy interesante la figura de Bere Casillas para conocer algunos de los puntos que hemos de tener en cuenta si queremos que nuestra marca personal sea efectiva:

  • Aprende a hacer las cosas de manera diferente cuando veas que lo que ha funcionado siempre deja de hacerlo. Hay que estar dispuesto a abandonar tu zona de confort.
  • No dejes de hacer las cosas que has hecho hasta ese momento. Solo amplía tu radio de acción y combina los métodos tradicionales con los nuevos. El entorno 2.0 es útil, pero hay cosas que solo se pueden hacer en persona.
  • Hazlo sencillo y aporta cosas que sean realmente de valor. No te limites a intentar vender, por muy bueno que sea lo que tengas.
  • Y sobre todo, no te des por vencido. No dejes de formarte y sigue aprovechando todos los medios a tu alcance para aprender. La ventaja de Internet es que se pueden encontrar todo tipo de conocimientos tanto de pago como gratuitos.

¿Conocías a este personaje? ¿Qué te parece cómo ejemplo a seguir?

Un vistazo al “zoo” de Google

Pingüino

 No basta con ser un experto escritor si no se tienen unos conocimientos mínimos acerca del funcionamiento de los algoritmos de los que se vale Google, el gigante de los buscadores, para posicionar las páginas y los contenidos conforme a las palabras clave que se busca colocar en los lugares más altos de las páginas de búsqueda de la red. Saber como funcionan y el propósito de estos algoritmos es imprescindible no solo para mejorar las técnicas de gestión de contenido sino también para mejorar las formas en las que la escritura creativa pueden mejorar estas técnicas.

Conociendo los algoritmos

 Google cuenta con tres algoritmos en estos momentos para posicionar las páginas web y los contenidos. Los tres tienen el nombre de un animal, y cada uno de ellos tiene su importancia para el posicionamiento. Ten en cuenta estos tres nombres, porque a partir de ahora debes tratar de convertirlos en tus mejores amigos: Panda, Pingüino y Colibrí.

El primero de los algoritmos: el Panda

 Google creó Panda para clasificar los contenidos conforme a su calidad, penalizando todo lo que se considere contenido que no aporta ningún tipo de valor a los temas. Google defiende el uso de este algoritmo debido a la baja calidad con la que muchas páginas lograban aparecer en las primeras posiciones limitándose a copiar los contenidos de otros autores, algo que durante tiempo fue sumamente efectivo pero que en la actualidad se encuentra muy duramente penalizado. Para evitar esto, lo mejor es que todos los contenidos que aparezcan en tu página sean de calidad y además originales. Evita por todos los medios caer en al tentación de copiar los contenidos de otros autores, por muy buena que sea la calidad de estos. Si algo te ha gustado mucho, puedes enlazarlo o aportar tu propia visión del asunto pero no te limites a hacer el clásico Corta y Pega. Recuerda que para Google el contenido es el rey, y para eso se dotó de vida a Panda.

El segundo algoritmo: un vistazo al Pingüino

 El segundo de los algoritmos que Google utiliza para mejorar el posicionamiento de una web es Google Penguin. Su cometido es analizar los enlaces que entran y salen de una página y se encargan de que estos no estén diseñados para engañar tanto a los motores de búsqueda como a los usuarios enmascarando los contenidos claramente publicitarios como contenido que aporta información a los usuarios, otra práctica que durante tiempo ha resultado bastante efectivo pero que en la actualidad puede arrastrar a una página hasta los límites finales de los resultados de búsqueda. De nuevo es necesario que el contenido que se incluye en las páginas, así como los enlaces que entran y salen de estas, sean de alta calidad, relevante y actualizado de manera regular.

El último en llegar: el Colibrí

 Colibrí es todo un algoritmo para búsquedas completo, que se hizo necesario con la llegada de los nuevos aparatos con los que se puede navegar por Internet. Los smartphones y las tabletas permiten que se soliciten las búsquedas por voz, de modo que las órdenes son mucho mas complejas que las que se realizan por escrito. Con este algoritmo se intenta entender del mejor modo lo que el usuario busca y ofrecer la respuesta más adecuada desde el punto de vista humano. Aún podemos decir que se trata del algoritmo menos conocido, por lo que aún no es posible conocer a ciencia cierta los pasos que se deben dar para optimizar los contenidos. Lo mejor será seguir apostando por buenos contenidos y dejar que Google haga el resto.

3 consejos antes de empezar a escribir

Principios de Reiki Usui

 Si estás pensando que escribir es fácil, y que cualquiera es capaz de hacerlo si se lo propone, he de decirte que has acertado por completo. Ponerse a escribir es algo relativamente simple, pues solo hay que empezar a hacerlo y en muchas ocasiones las palabras saldrán solas, de una forma casi automática. El problema no está en escribir, sino en escribir con sentido y aportar algo de calidad. Hoy voy a darte tres consejos para que además de escribir, lo puedas hacer de un modo verdaderamente significativo.

Escribir, 3 consejos

 Aclara tus ideas. Piensa un segundo el tema sobre el que quieres escribir. No hace falta que dediques una mañana a meditar acerca de lo que quieres expresar, sino que te hagas un esquema mental sobre el asunto general del que quieres escribir. Así podrás empezar a insertar palabras y palabras apenas sin darte cuenta, pero con una coherencia que hará que tengas que eliminar menos frases de las que te esperas.

 Dale vueltas cuando no escribas. No me refiero a que te obsesiones con lo que vas a escribir, pero es bueno que, cuando tengas alguno de esos ratos en los que estás haciendo algo mecánico o que no requiere una gran atención como puede ser dar un paseo, vayas pensando en temas en los que podrás ir escribiendo posteriormente. Mientras caminas por la calle, ves la televisión o realizas alguna labor, seguro que te vienen a la mente un montón de palabras, temas y recuerdos, y con ellos puedes construir uno o varios artículos perfectos para muy diversos temas.

  Nutre tus conocimientos. En una sola palabra: aprende. Lee todo lo que puedas encontrar, no importa si es el bote de un champú, un tratado de astrofísica o un blog de recetas de cocina. Lo importante es llenar la mente con palabras. De este modo incrementarás tu vocabulario, y encontrarás nuevas palabras que te ayudarán a hacer más interesantes los artículos que quieras escribir. Además, podrás darle un nuevo enfoque a diferentes temas desde visiones diferentes.

 Estos son tan solo tres sencillos consejos que te pueden dar ideas, pero seguro que tú tienes muchos más. ¿Por qué no los compartes? Tus comentarios siempre son bienvenidos.

Una empresa necesita un blog

BLOG

 Si tienes una empresa con la que haces operaciones online y tu página web no tiene un blog en el que generar contenido, es como si no tuvieras una página web. Podemos comparar tu página a una extensión de terreno en la que no siembras ni una sola semilla: algo completamente inútil. No obstante, escribir en un blog sin tener una idea clara del tema del que quieres que trate es como ir esparciendo semillas sin saber el tipo de planta que saldrá ni el producto que dará: Rara vez conseguirás el mejor rendimiento por tu trabajo.

 Para evitar lo primero, la solución es bastante sencilla. Solo tienes que poner en marcha un blog en el que ir insertando contenidos con regularidad para que quienes visiten tu página se queden más tiempo en ella. La solución a la segunda interrogante es algo más compleja, aunque tampoco es excesivamente complicada. Hay que tener en mente la actividad principal de la empresa y asegurarse de que los artículos que se incluyen en ella no solo están relacionados sino que aportan información relevante para quienes van a dedicar parte de su tiempo a leerlos.

¿Sirve para cualquier empresa?

 Sí, siempre y cuando estés seguro de que el contenido que incluyes en el blog de tu empresa está relacionado con lo que te dedicas a hacer. Por poner un ejemplo: Si tu empresa se dedica la producción de productos de la huerta, es evidente que hablar de física nuclear no tiene nada que ver con tu trabajo, pero hacerlo acerca de tiempos de siembra, maquinaria o sistemas de transporte sí puede ser apropiado. Es evidente que no tiene que ver de forma directa con tu actividad empresarial, pero se trata de artículos relacionados al menos en parte con la forma de trabajar de la empresa. Además de generar contenido apropiado, te posicionarás como un entendido en la actividad alrededor de la que gira tu empresa.